Halloween terrorífico: la NASA recopiló sonidos siniestros del espacio para la noche de brujas

Mundo 29 de octubre de 2020
Desde la agencia espacial estadounidense aseguraron que asustarían hasta las criaturas más macabras.
hallow

Halloween se acerca. Este 31 de octubre, los disfraces, las calabazas y las golosinas se harán presentes en varios puntos del planeta para celebrar la noche de brujas, un festejo muy arraigado en Estados Unidos pero con impacto global.

Será una noche de sensaciones encontradas: habrá risas, claro, pero también algunos buscarán asustar a los que tengan alrededor con alguna vestimenta para la ocasión. Y, en este sentido, la NASA decidió dar un paso más y sorprender a todos.

¿Qué sucedió?

Utilizando datos de sus naves espaciales, la agencia espacial estadounidense recopiló una colección de "sonidos siniestros" de las profundidades del cosmos para hacer su terrorífico aporte al festejo de Halloween.

"Asustarían a las criaturas más macabras"

Según explicó la NASA en un comunicado, la lista de reproducción SoundCloud Halloween está "llena de nuevos 'gemidos' y 'silbidos' de nuestro universo que asustarían a las criaturas más macabras".

¿Cuáles son los sonidos? Uno de ellos son los temblores en Marte: hace algunos meses, el módulo de aterrizaje Mars InSight midió y registró, por primera vez en la historia, un probable "martemoto". El instrumento de Experimento Sísmico para Estructura Interior (SEIS) del módulo de aterrizaje detectó la débil señal sísmica en 2019.

También se incluyen sonidos del universo antiguo: hace 13.800 millones de años, cuando nuestro universo estaba vacío de estrellas y planetas, era solo una bola de plasma caliente, una mezcla de electrones, protones y luz.

Las ondas sonoras sacudieron este universo infantil, desencadenadas por fluctuaciones diminutas o "cuánticas" que ocurrieron momentos después del Big Bang que creó el cosmos. Los sonidos del universo temprano fueron capturados por la nave espacial Planck de la ESA.

Además, se incluyen "melodías" del centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea. Los telescopios nos dan la oportunidad de ver cómo se ve el centro galáctico en diferentes tipos de luz, y la sonificación es el proceso que traduce los datos en sonidos.

Las observaciones del Observatorio de Rayos X Chandra de la NASA trajeron sonidos del agujero negro supermasivo de cuatro millones de masas solares en el centro de la galaxia.

Asimismo, el recopilatorio incorpora las auroras giratorias de Júpiter: en su cuarto paso cercano por este planeta (el 2 de febrero de 2017), la nave espacial Juno observó señales de ondas de plasma de la ionosfera de Júpiter. El instrumento Juno Waves midió ondas de radio y plasma en la magnetosfera que pueden ser escuchadas.
Con información de DPA

Fuente: Clarin

Te puede interesar