A estar tranquilos, comer "frituras" es saludable según la ciencia

Vanguardista 24 de marzo de 2021 Por Carlos Maciel
Seguramente esta investigación va a poner de buen humor a más de uno, pero existen algunas consideraciones. Leé la nota completa.
papas
Sin dudas, las papas fritas son las más elegidas.

Papas fritas, milanesas, huevo frito, tortas fritas, torrejas entre otras comidas; son algunas de las alternativas que a diario se nos presentan. Incluso haciendo dieta o una preparación física, nos permitimos un día para degustar estas delicias. No obstante, comemos con culpa en muchas ocasiones. Sin embargo, la investigadora del Instituto de la Grasa del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IG-CSIC) María Victoria Ruiz Méndez recuerda que ya hay estudios que demuestran que freír no es solo una forma popular de cocinar, sino también “eficiente”.

Rabas, bastoncitos, papas, ketchup, etc. La tabla más elegida en salidas con amigos.

Un nuevo trabajo sobre los efectos de distintos aceites en la fritura de los alimentos ha confirmado que, además de mejorar la apariencia y palatividad (cualidad de un producto alimenticio de ser grato al paladar), aumenta los compuestos de interés nutricional por sus efectos hipotensores, antidiabéticos, antiinflamatorios y en la inhibición de la absorción del colesterol. De todos los aceites vegetales estudiados, el de orujo (extraído de la segunda prensada de la oliva), es el que mejor comportamiento físico y químico ha demostrado. La fritura con orujo ejerce una acción protectora de los elementos nutricionales minoritarios y mantiene los compuestos bioactivos sin alterar el sabor de los alimentos gracias a sus características sensoriales neutras.

Las tortas fritas son muy elegidas en otoño e invierno.

El nuevo estudio completa otro de Gloria Márquez Ruiz, investigadora Científica del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC), quien ya detectó un mejor comportamiento del aceite de orujo tanto en la fritura discontinua (la realizada en cocinas domésticas y de restauración) como en la industrial, además de ejercer una acción protectora de los elementos nutricionales minoritarios y mantener los compuestos bioactivos sin alterar el sabor de los alimentos gracias a sus características sensoriales neutras.

¿Cómo afectan la frituras a la salud?

Las grasas o lípidos son nutrientes que contienen los alimentos y que son empleados por el cuerpo para construir membranas celulares, tejido nervioso y hormonas. También se utiliza como combustible. Sin embargo, comer demasiadas frituras es dañino para la salud. Cabe destacar que la grasa que se ingiere y no se quema en forma de energía, ni se utiliza para construir los elementos básicos del cuerpo se almacena en forma de células adiposas. Así el organismo se anticipa y previene aquellos momentos en que el alimento podría escasear.

Carlos Maciel

Redactor y editor audiovisual. Escribo la sección Vanguardista. Apasionado de la radio en sus diferentes formatos y del trabajo en equipo. Enviame tu mensaje a [email protected]

Te puede interesar