Boxeo: perdió una pelea, lucha por su vida y le robaron la bolsa en el hospital

Deportivo 21 de abril de 2021
Tras el combate en el que cayó con Gustavo Lemos, en Santa Fe, ingresó de urgencia en la guardia de Juan Bautista Alberdi, donde aseguran que le quitaron el dinero; su estado de salud es muy delicado.
boxeo
Tiene 32 años, es boxeador y el sábado último perdió por nocaut técnico.

Inquietante, preocupante y angustiante. Así se podría definir lo que sucede con Maximiliano Verón. Del asombro al espanto, tan sólo con una chasquido de dedos. Tiene 32 años, es boxeador y el sábado último perdió por nocaut técnico en el octavo round con Gustavo Lemos, por el título superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB). Tras el combate tuvo que ser llevado de urgencia a una clínica. Hoy lucha por su vida y su círculo íntimo pelea porque le devuelvan el dinero de la bolsa que ganó por la pelea y que le robaron cuando entró por la guardia de Hospital Juan Bautista Alberdi.

Aunque se dijo que se lo había intervenido quirúrgicamente por un sangrado cerebral y que por observación estaría en coma inducido por 24 o 48 horas, el estado de salud de Maximiliano Verón es mucho más delicado de lo que indica la versión oficial, según informa el portal A la vera del Ring. Dada la complejidad de su cuadro, aproximadamente una hora después de su ingreso al Hospital Alberdi, fue derivado ya inconsciente y con respiración asistida al Hospital de Emergencias Dr. Clemente Álvarez (HECA). En la localidad santafesina de Desvío Arijón, fue sometido a una craniectomía descompresiva y cuando fue hisopado por protocolo los profesionales advirtieron que era positivo su control por coronavirus.

“Siempre que hay una pelea dura, acostumbro a llevar a mis boxeadores a que se hagan una tomografía. Estábamos yendo hacia Rosario para hacerla y, llegando a la ciudad, Maxi (Verón) se descompuso, le empezó a dar sed, a doler la cabeza. Buscamos cuál era el hospital más cercano y apareció el Alberdi. Llegamos, lo bajé, se le endurecieron las piernas y vomitó. Lo puse en una silla de ruedas y un enfermero lo llevó adentro. Ahí nos dijeron que por el coronavirus nadie más podía entrar, entonces tuvimos que quedarnos todos afuera”, relató Marcelo Cerrezuela, el entrenador de Verón.

Cada detalle que se ofrece sobre lo que sucede con Verón y lo que sucedió cuando ingresó al Hospital Alberdi es estremecedor. El estado de salud del boxeador bonaerense es delicado. En una nota de Andrés Mooney en A la vera el ring, la Dra. Andrea Becherucci, subdirectora de HECA, explicó: Sigue en coma farmacológico, conectado a un respirador y con fiebre. Llegó con un deterioro neurológico importante y tuvo una lesión muy grave: un hematoma subdural hemisférico que requirió una craniectomía descompresiva. Es decir, no fue sólo evacuar el hematoma, sino hacerle una cirugía para permitir que el cerebro no se comprima: se le saca una parte del hueso del cráneo a los fines de permitir que el cerebro se expanda en los días subsiguientes”.

El púgil bonaerense Maximiliano Verón, lucha por su vidaEl púgil bonaerense Maximiliano Verón, lucha por su vida.

Respecto a la evolución de Verón, la Dra. Becherucci dijo: “Él todavía no se despertó. Lo que vimos fueron respuestas que son como reflejos nomás. Le suspendimos transitoriamente los sedantes que lo mantienen en coma y, como no nos convence su reacción, lo volvemos a dormir”. Ahora bien, cuando el equipo de trabajo relata lo que sucedió cuando lo asistieron de urgencia en el Hospital Alberdi, todo se vuelve más oscuro. Cerrezuela, entrenador de Verón, radicó una denuncia en la comisaría n° 10 de Rosario, en la que asegura que a Verón le robaron los 270.000 pesos que cobró por enfrentarse a Lemos. “Maxi ingresó consciente al hospital Alberdi. Él había guardado el dinero en un bolsillo interno de una campera, que tiene cierre. Cuando se descompensó y fuimos al hospital, llegó con mucho dolor, pidiendo ayuda, casi gritando, diciendo que le dolía la cabeza”, contó el entrenador.

Y agregó: “Maxi tenía toda la paga de la pelea en el bolsillo izquierdo de un conjunto que le había regalado la directiva del Club Deportivo Morón. Es un conjunto con cierre, así que es imposible que se le haya caído. Estuvo 45 minutos o una hora ahí, y después lo trasladaron al HECA, donde lo operaron. Cuando salió –inconsciente y con respiración asistida–, ya no tenía puesta la campera. Le toqué el bolsillo del pantalón y tenía la billetera con los documentos. Cuando levanté la sábana, la campera estaba hecha un bollo sobre su pierna, pero sin nada. Faltaba toda la plata”.

Verón, a quien se lo conoce como “El Picante”, vive en Haedo y está en pareja Flavia Antonella, que está junto al boxeador en Santa Fe. Comenzó a boxear oficialmente en marzo de 2014, con una victoria sobre Alberto Diego López. Es padre de Lucas, de diez años, y Máximo, de 4, y su última victoria la consiguió el 2 de noviembre de 2019 ante Diego Ramírez. La situación es crítica y Verón pelea por su vida. Los allegados sufren por su salud y están indignados por el robo. Las próximas horas serán fundamentales para conocer las posibilidades de recuperación, más allá de una historia dolorosa e increíble.

Fuente: La Nación Deportes.

Te puede interesar