Vino en lata: una moda que crece

Moda & Tendencias 31 de julio de 2021
Los datos indican que el consumo de esta bebida en este formato podría crecer tan rápido como el consumo de cerveza.
vino_en_lata

Cada vez son más las bodegas que buscan innovar y abrir mercados nuevos, llegar a consumidores que demandan otro tipo de productos. De esta forma, al enlatar una bebida tradicionalmente reconocida en otro formato, como podría ser el vino embotellado, hace que se perciba ese mismo producto, el vino, como un producto nuevo y diferente por el hecho de beber el vino en lata de aluminio.

Este auge y la aceptación entre un nuevo consumidor lo certifica la feria ProWein en Dusseldorf (Alemania), una de las más importantes del sector vinos y licores, donde indican que entre las tendencias del sector en los últimos años, ha irrumpido con mucha fuerza el auge de los vinos enlatados.

Aumento de la producción del 59,5% en un año

Un envase distinto para consumidores diferente. Existen multitud de líquidos y bebidas que pueden enlatarse. Es cierto, que a muchos puede extrañarle el hecho de beber vino en lata, pero debemos fijarnos en los datos para saber que es una tendencia creciente. Un estudio de E. & J. Gallo indica que 1 de cada 4 consumidores de vino estaría más dispuesto a probar vino en lata si no tuviesen que comprar una botella entera.

Además, un estudio de Nielsen, demuestra que el crecimiento del consumo de vino en lata ya representa un negocio de 45 millones de dólares en Estados Unidos y un aumento de la producción del 59,5% en un año. Es por tanto, el porcentaje de crecimiento más alto jamás contabilizado entre todos los envases alternativos al vidrio.

Principales ventajas del vino en lata

  • Los datos indican que el consumo de vino en lata podría crecer tan deprisa como la cerveza en lata.
  • Un envasado distinto atrae a consumidores distintos. Principalmente, a los millennials, que perciben este hecho como un producto nuevo y actual.
  • Es más fácil abrir una lata que una botella tradicional con corcho.
  • Los vinos en lata son más ligeros y más fáciles de transportar que los embotellados, y por tanto, se pueden llevar a picnics y a conciertos en los que el vidrio suele estar prohibido.
  • El precio también es un factor clave, al ser más asequibles que una botella de 75 cl.

 
 

Te puede interesar