La historia de Bubbles, el chimpancé que Michael Jackson crió como a un hijo

Música 31 de agosto de 2021
Te contamos la historia de la mascota que el Rey del pop adoptó en la década de 1980.
michael j
Michael Jackson junto a Bubbles.

La vida de Michael Jackson estuvo repleta y marcada por numerosas controversias que han perseguido su nombre incluso después de su lamentable fallecimiento el 25 de junio del 2009. Desde el cambio del color de la pigmentación de su piel, hasta las especulaciones sobre sus herederos, mismos de los cuales pudo haberse beneficiado un chimpancé llamado Bubbles. 

Además de ser reconocido mundialmente por sus únicas habilidades para cantar y bailar, Michael Jackson se distinguió por su comportamiento bondadoso con las personas que los rodeaba y ese amor, en una época de su vida, lo compartió también para Bubbles, un tierno chimpancé que fue consentido como a un hijo. 

"El Rey del Pop" llevó consigo a casa al primate cuando todavía era muy pequeño. El animal fue criado durante su primer periodo de viva en Austin, Texas, al interior de un centro de investigación que criaba especímenes para después hacer pruebas médicas de laboratorio con ellos.

Cuando llegó a manos de Michael Jackson, Bubbles comenzó una vida envidiable para cualquier mascota y fue tratado como a un hijo más y miembro de la familia. Existen registros que muestran que el simio comía en la mesa junto al cantante e, incluso, tomaba sus bebidas del mismo vaso que él. 

El día que Bubbles se reunió con las autoridades de Japón y en el estudio con Michael Jackson y Freddie Mercury

El primer destino del chimpancé fue la residencia familiar, en Encino, California. Posteriormente, el bailarín decidió llevarlo al rancho de Neverland en 1988, donde fue cuidado como un ser humano. En el documental "Living With Michael Jackson" se puede apreciar que usaba ropa e, incluso, llegó a dormir en una cuna dentro de la misma habitación del compositor. 

Bubbles acompañó a MJ durante algunas presentaciones de gira mundial 'Bad World Tour' e, incluso, durante una visita a Japón, se dice que estuvo en una reunión a la que el intérprete de "Billie Jean" fue invitado con un alcalde. Las imágenes del músico y la mascota tomando té de la misma taza, dieron la vuelta al mundo.

En el libro de memorias de David Wigg, un allegado a Freddie Mercury, se cuenta que, durante una grabación en el estudio para trabajar en la colaboración de Michael Jackson y el líder de Queen, este último enfureció por culpa de Bubbles, a quien Jackson le consultaba cada una de las decisiones que se tomaban en cabina, situación que no fue del agrado del frontman y ocasionó que nunca se terminara ni saliera a la luz "There Must Be More To Life Than This", al menos no en ese momento.

¿Qué paso con Bubbles, el chimpancé de Michael Jackson?

Cuando creció, la mascota comenzó a manifestar comportamientos agresivos, un reacción natural y bastante común en los de su especie, por lo que tuvo que ser alejado de su propietario para ser enviado a un santuario de animales en California, el cual fue cerrado, por lo que reorientó su paradero hacía el Centro de los Grandes Simios en Wauchula, Florida. 

Cuando el artista murió, fue lanzado el documental "Michael Jackson and Bubbles: The Untold History", en el cual se muestra como La Toya Jackson hace una visita al chimpancé en su actual residencia, donde ha destacado por sus habilidades con la pintura, se ha convertido en un líder de la comunidad y goza de una excelente salud. 

Fuente: Sonica.

Te puede interesar