tps radiotps tvstreaming web

Internos e Internas cosen sábanas para Hospitales

Desde los talleres textiles del EP3 de Bouwer y EP4 de Montecristo, confeccionan para el Hospital San Roque juegos de sábanas, ambos y equipos para cirugía.

Sociedad 16 de junio de 2024
sabanas carcel internos
También se realizan producciones para satisfacer demandas de otros centros de salud.

Los talleres de oficios que funcionan en los establecimientos del Servicio Penitenciario de la Provincia, no solo brindan a internos e internas formación y herramientas para su desarrollo personal y reinserción social, sino que generan producciones que son útiles y demandadas por otros sectores de la sociedad civil o del Estado.

Tal es el caso del Hospital San Roque. Los talleres textiles del Establecimiento Penitenciario N°3 para Mujeres y del Establecimiento N°4 de Montecristo abastecen al centro de salud de juegos de sábanas completos, pantalones, chaquetillas y de equipos de cirugía que incluyen sábanas cerradas y abiertas, cobertores y el cubremesa para los equipos quirúrgicos. El jefe de comercialización de la Dirección de Trabajo y Producción del Servicio Penitenciario, Darío León, señala que el año pasado se produjeron 2000 juegos de sábanas para el Hospital y que este año prevén entregar otro tanto.

También señala con satisfacción que el taller ha producido pedidos del Hospital de Arturo U. Illia de Alta Gracia, para una Clínica Privada de Cruz del Eje, y que incluso el taller de costura industrial –uno de los más grandes- que funciona el Complejo Carcelario de Cruz del Eje, es proveedor del programa Paicor generando en el último período 5000 repasadores, casi 3000 kit para el personal con sus cofias, barbijos dobles, y delantales o chaquetillas, así como manoplas y agarraderas.

discapacidadActualizan los aranceles de las prestaciones por discapacidad

“Acompañar” para abrir caminos

El Taller textil asentado en el Establecimiento N° 3 para Mujeres de Bouwer dispone de la tecnología necesaria para el ensamblado de las telas y de espacios amplios con tablones donde realizar moldeado y corte, así como los últimos pasos de la producción: limpieza y control de calidad, planchado, y embalaje. Además, cuentan con las profesoras de corte y costura que no solo son las que se encargan de trasmitir las técnicas, sino que incentivan a abrazar un oficio. La joven afirma que esta actividad la ayuda mucho a superar la situación que momentáneamente transita.  Y agregó: “Estos talleres nos ayudan a sentirnos útil. Nos da satisfacción ver los productos terminados”. A pocos días de recuperar su libertad, la interna manifestó que este tipo de talleres le abrió las puertas para poder emprender y pensar en trabajar de manera independiente. “Me ha abierto mucho mi cabeza, sobre todo lo que es producción para hospitales".

Te puede interesar
Lo más visto