Las dramáticas predicciones de adivinos que se terminaron cumpliendo

Predicciones 18 de abril de 2021
De Nostradamus al argentino Benjamín Solari Parravicini, hubo profecías sobre sucesos que se hicieron realidad.
torres
Baba Vanga fue una de las profetas que anticipó el 11-S.

Futurólogos, videntes, profetas, psíquicos. Son muchas las formas en que los mencionan a lo largo de la historia. Se trata de mujeres y hombres, de distintas partes del mundo, que lograron predecir tragedias muchísimos años antes de que sucedieran.

El artista argentino Benjamín Solari Parravicini nació casi 400 años después que Michel de Notre-Dame, más conocido como ‘Nostradamus’. Sin embargo, sus predicciones relacionadas a la pandemia de coronavirus los unen y los hacen estar más vigentes que nunca.

“Resfrío de cabeza y garganta, el principio de la gran peste”

“La gran plaga de la ciudad marítima. No cesará hasta que se vengue la muerte. De la sangre justa, condenada por un precio sin delito”, escribió el célebre médico francés del siglo XVI en su libro “Les Propheties” (Century 2:53). Pese a que Wuhan, en China, no es una “ciudad marítima”, se asocia el inicio del brote de Covid-19 a un mercado de mariscos.

En tanto, Solari Parravicini, cuya obra integran sus “Dibujos proféticos”, llevados a la literatura en un libro editado en 1972 que narra su vida, complementa esos adelantos con contundentes sentencias fechadas a partir del comienzo del nuevo milenio, acompañadas de ilustraciones espeluznantes de “La Parca” surcando la superficie del planeta.

A su vez, en 1935, dibujó el pictograma que muestra una cabeza de un hombre de aspecto oriental que en su frente tiene una circunferencia que se asemeja al virus visto por un microscopio. Además, en el rostro se insinúa una máscara de oxigeno. “Resfrío de cabeza y garganta será el principio de la gran peste”, expresó el artista.

La escritora estadounidense Sylvia Browne, que murió en 2013, predijo en su libro “Fin de los días: predicciones y profecías sobre el fin del mundo”, que “alrededor de 2020 una enfermedad grave similar a la neumonía se extenderá por todo el mundo, atacando los pulmones y los bronquios y resistiendo todos los tratamientos conocidos”.

Allí, vaticinó también que “casi más desconcertante que la enfermedad en sí será el hecho de que de repente desaparecerá tan rápido como llegó, atacará nuevamente diez años después, y luego desaparecerá por completo”.

Por su parte, la vidente Baba Vanga, cuyo nombre real era Vangelia Pandeva Dimitrova (1911-1996), nacida en la República de Macedonia, hizo predicciones para 2021 que muchos de sus seguidores afirman tienen que ver con el agravamiento de la pandemia de COVID-19 o con una nueva enfermedad, que también podría estar relacionada con la aparición de las nuevas cepas.

“Muchas criaturas vivientes serán destruidas aquí. No solo eso, sino que los que sobrevivan morirán de una enfermedad grave”, adelantó sobre lo que sucedería este año.

Pero así como los profetas lograron predecir el mal que nos aqueja en este momento, lo hicieron con otras terribles tragedias que impactaron al mundo a lo largo de la historia. Desde la Primera y Segunda Guerra Mundial, hasta el atentado a las Torres Gemelas en 2001.

La Primera Guerra Mundial

Una de las predicciones más famosas de la historia fue la del banquero Iván Bloch. En el siglo XIX, se reunió con un grupo de expertos especializados en conflictos bélicos entre países para analizar la situación que estaban viviendo por aquel entonces y qué podía suceder. En ese encuentro, se inició un estudio que describió algunos de los hechos que luego tendrían lugar en la Primera Guerra Mundial (1914-1918), sobre todo, el uso de armas y máquinas que ni siquiera existían en aquel momento.

La Segunda Guerra Mundial

Nostradamus predijo el ascenso al poder de Adolf Hitler al poder. En su libro de profecías, indicó: “De lo más profundo del Occidente de Europa, de gente pobre, un niño nacerá, que por su lengua seducirá a las masas, su fama en el reino de Oriente más crecerá” (Centuria III, cuarteta XXXV).

Baba Vanga también anticipó el inicio y fin de la Segunda Guerra Mundial. A su vez, gracias a sus dotes de “vidente” contribuyó con las familias a encontrar los cuerpos de sus familiares desaparecidos en el conflicto bélico.

El hundimiento del Titanic

En abril de 1912 el transatlántico británico “Titanic”, que era el barco de pasajeros más grande del mundo, realizó su primer viaje desde Southampton hacia Nueva York. Pero en medio del viaje chocó con un iceberg, se hundió y murieron 1496 personas.

El escritor estadounidense Morgan Robertson lo anticipó 14 años antes. En su libro “El naufragio del Titán”, publicado, el 16 de agosto de 1989, relataba la historia de un transatlántico que iba de Nueva York a Southampton (al revés de lo sucedido) y que naufragaba tras chocar con un iceberg. En su obra hace mención a la muerte de miles de personas por no contar con suficientes recursos para salvar a todos.

Tal vez si el Capitán Edward John Smith hubiera leído la obra de Robertson lo hubiera pensado dos veces antes de emprender el viaje.

El escritor estadounidense también anticipó el ataque a la base de Pearl Harbor en 1941. Su texto “Más allá del espectro” cuenta cómo el ejército japonés asalta las bases de los Estados Unidos, desencadenando una guerra entre ambos países.

El atentado a las Torres Gemelas

Nostradamus y Solari Parravicini también coincidieron en otra impactante tragedia, ocurrida el 11 de septiembre de 2001, cuando un ataque terrorista dirigido por el líder de Al-Qaeda, Osama Bin Laden, provocó la muerte de 2753 personas en los Estados Unidos, luego de que secuestraran aviones comerciales y los estrellaran contra el World Trade Center, en Nueva York.

“Cinco y cuarenta grados el cielo arderá, fuego acercándose a la gran ciudad nueva: al instante, gran llama esparcida saltará”, dice el texto que pertenece a la cuarteta XCVII de la Centuria XI del filósofo francés.

Mientras que el artista argentino realizó un llamativo dibujo en 1939, junto al que escribió: “La libertad de Norte América perderá su luz. Su antorcha no brillará como ayer y el monumento será atacado dos veces”. Pese a que en el dibujo se puede ver la Estatua de la Libertad, se lo relaciona con el atentado de las Torres Gemelas.

Por su parte, Baba Vanga anticipó el 11-S cuando afirmó que “hermanos estadounidenses” serían “atacados por dos pájaros de acero”.

El tsunami de Tailandia

El 26 de diciembre de 2004, las playas de Khao Lak, Tailandia, fueron golpeadas por un tsunami. Dos horas después del maremoto de magnitud 9.0, a 500 kilómetros de distancia del epicentro, las olas llegaron a alcanzar los 10 metros de altura. La tragedia ocurrida en el océano Indico dejó un saldo de 230.000 muertos.

Muchos aseguran que la vidente búlgara Baba Vanga anticipó el fenómeno natural en su pasaje que dice: “Una enorme ola cubrirá una gran costa llena de pueblos y gente, y todo desaparecerá bajo el agua”.

 Fuente: La Nación.

Te puede interesar