Philip Morris pide que se prohíba la venta de cigarrillos en Reino Unido

Mundo 01 de agosto de 2021
Las declaraciones se producen en medio de la disminución del número de fumadores en dicho estado.
cigarrillo
La compañía añadió en un comunicado que "puede ver un mundo sin cigarrillos".

Philip Morris International dice que dejará de vender los cigarrillos Marlboro en el Reino Unido a más tardar en la próxima década, al tiempo que pide al gobierno que prohíba la venta de sus productos de tabaco.

Las declaraciones se producen en medio de la disminución del número de fumadores en el Reino Unido, donde los cigarrillos se venden en un empaquetado sencillo desde 2016, y de un impulso más amplio por parte del gobierno del Reino Unido para reducir la prevalencia del tabaquismo.

Muchos inversores ya han eliminado el tabaco de sus carteras, y un número creciente de instituciones financieras se han comprometido a implementar políticas libres de tabaco.

El CEO de Philip Morris International Jacek Olczak declaró al diario Sunday Telegraph que el gobierno del Reino Unido debería tratar los cigarrillos como los automóviles de gasolina, cuya venta se prohibirá a partir de 2030.

La compañía añadió en un comunicado que "puede ver un mundo sin cigarrillos".

"Cuanto antes ocurra, mejor será para todos", dijo la vicepresidenta de comunicaciones estratégicas y científicas, Moira Gilchrist. "Con las medidas adecuadas, [Philip Morris] puede dejar de vender cigarrillos en el Reino Unido dentro de 10 años", añadió.

Según la Organización Mundial de la Salud, el tabaquismo, incluida la inhalación pasiva del humo, mata a más de 8 millones de personas cada año. Esta cifra se compara con los cerca de 4,1 millones de muertes registradas hasta la fecha a causa del covid-19.

Philip Morris International, escindida en 2008 de Altria, que cotiza en la bolsa de Nueva York, ha invertido US$ 8.000 millones y ha contratado a decenas de científicos y técnicos para desarrollar alternativas de menor riesgo a los cigarrillos, incluido su producto estrella IQOS, que calienta el tabaco en lugar de quemarlo.

"Dejar de fumar es la mejor opción, pero para los que no lo desean, la ciencia y la tecnología han permitido a empresas como la nuestra crear mejores alternativas para seguir fumando", dijo Gilchrist. La empresa quiere generar más del 50% de los ingresos netos con productos sin humo en un plazo de cuatro años, en comparación con el 25% actual.

A principios de este mes, Phillip Morris International anunció que había llegado a un acuerdo de US$ 1.200 millones para comprar al fabricante británico de inhaladores para el asma Vectura. La tabacalera dijo en un comunicado que la operación formaba parte de su estrategia "Más allá de la nicotina".

El escepticismo de algunas organizaciones antitabaco

Los activistas antitabaco han expresado su escepticismo sobre los planes de la empresa. Los críticos llevan tiempo cuestionando el grado de compromiso de la industria tabaquera con el cambio, dado el uso que ha hecho en el pasado de la propaganda para proteger sus intereses.

"Philip Morris lleva años afirmando que quiere ver el fin del tabaquismo, pero ¿cómo pueden tomarse en serio esas afirmaciones de una empresa que vende más de uno de cada diez cigarrillos que se fuman en el mundo?", dijo el lunes en un comunicado Deborah Arnott, CEO de la organización benéfica británica de salud pública Action on Smoking and Health.

Arnott añadió que las "buenas palabras" no son la solución y que empresas como Philip Morris deberían financiar campañas respaldadas por el gobierno para desalentar el consumo de tabaco y ayudar a los fumadores a dejarlo.

El gobierno del Reino Unido anunció su ambición en 2019 de acabar con el tabaquismo en Inglaterra para 2030. El año pasado dio a conocer su "Plan de trabajo para un 2030 libre de humo", que incluye una propuesta para obligar a los fabricantes de tabaco a financiar el apoyo a los fumadores para que abandonen el hábito.

Fuente: CNN.

Te puede interesar