Multan con u$s340 si se orina mirando a Rusia

Mundo 26 de agosto de 2021
El insólito cartel de advertencia se colocó con el objetivo de que los turistas sepan sobre los comportamientos que se consideran ofensivos para la frontera.
cartel
La señal hecha por material artesanal, tiene un texto en inglés que aconseja "no hacer pis hacia Rusia".

Un cartel colocado por desconocidos en la orilla de un arroyo cercano a la frontera entre Noruega y Rusia recuerda a los turistas que, aunque no se aguanten, se enfrentan a una importante multa si orinan en dirección al territorio ruso.

La señal hecha por material artesanal, tiene un texto en inglés que aconseja "no hacer pis hacia Rusia", y se encuentra junto a otra que informa que el límite entre naciones se encuentra vigilada por la cámara de la policía fronteriza noruega.

Jens-Arne Høilund, el comisario noruego de fronteras, dijo: "Seguramente lo puso alguna persona bienintencionada que quería prevenir a los paseante ante un comportamiento ofensivo".

En caso de encontrarse en la zona turística, donde está el arroyo Jakobselva, la multa que se podría aplicar por orinar en dirección al país es de u$s340 estadounidenses (290 euros).

"Orinar en la naturaleza no es en sí ofensivo pero depende del punto de vista. En este caso, la ley prohíbe los comportamientos ofensivos en la frontera", explicó Høilund. En este sentido, dicha medida prohíbe "la conducta ofensiva en la frontera hacia el Estado vecino implicado o sus autoridades".

Según cuenta Høilund, además se solicita que se respeten los acuerdos que rigen las relaciones entre ambos países vecinos, las autoridades rusas nunca se quejaron de actos como el que alerta el cartel.

Hasta el momento, Barents Observer recuerda que cuatro personas fueron detenidas por los efectivos policiales hace algunos años por tirar piedras a la parte rusa del arroyo Jakobselva.

En el invierno pasado, en cambio, una mujer fue multada con el equivalente de u$s900 estadounidenses después de que las cámaras de seguridad de la frontera la grabaran pasando su mano derecha al otro lado de la raya.

"Podemos creer que es muy severo pero aplicamos sin distinción los reglamentos fronterizos", aclaró Høilund.

Cabe destacar que Noruega es el límite ártico de la OTAN con Rusia, con quien comparte 197,7 kilómetros de frontera, pero los dos países mantienen históricamente buenas relaciones, algo deterioradas después de la invasión rusa de la península de ucraniana de Crimea en 2014.

Fuente: Ámbito. 

Te puede interesar