Violencia en el básquetbol: un árbitro recibió una trompada de un jugador

Deportivo 09 de noviembre de 2021
Los hechos ocurrieron el fin de semana en Reconquista y Saavedra.
basquetbol arbitro
Hubo sanciones, denuncia penal y civil por lo ocurrido.

Fue un fin de semana violento en el básquetbol argentino. En dos hechos separados por horas, un jugador agredió violentamente a un juez y otro fue perseguido por todo el rectángulo, pero logró escapar. El primero sucedió el sábado en Reconquista, durante una de las semifinales del Torneo Asociativo de esa ciudad sanstafesina, protagonizada por los equipos de Adelante y Centro Recreativo Calchaquí. Cuando se disputaba el segundo cuarto, en el que el local ganaba 22- 21, el jugador Renzo Mustazza golpeó con fuerza un elemento contra el banco de suplentes y el árbitro Raúl “Tacuarita” Olivero le sancionó falta técnica. Instantes antes, de una patada había estampado la pelota contra los cristales del estadio cubierto.

De inmediato, las acciones se detuvieron y varios basquetbolistas fueron a recriminarle al juez esa decisión. Pero lo más grave llegó después: fuera de sí, Mustazza corrió hacia el lugar donde estaba Olivero y le dio un fuerte golpe de puño con su mano izquierda, que lo hizo trastabillar y caer contra una valla de contención, que a su vez lastimó a una espectadora llamada Graciela, mamá del jugador local Juan Daniel Aguirre, que utiliza bastón. Además de la gravísima sanción deportiva que recibirá el jugador, se supo que el árbitro hizo la denuncia penal y civil por lo ocurrido.

Martín Benítez, presidente de la Subcomisión de Básquet del Club Adelante, calificó el suceso como “lamentable” y dijo que querían pasar a la final “jugando, como corresponde”. Dio por hecho que el juego no va a continuar y Adelante será finalista del certamen. En declaraciones que consigna el sitio ReconquistaHoy.com, el DT de Adelante, Emanuel Vallejos, calificó la acción de Mustasa como “indignante, lamentable y tristísimo”. La otra situación violenta ocurrió apenas un día más tarde en Saavedra, durante el encuentro entre Platense y Gimnasia de Chivilcoy por el Torneo Provincial.

El partido, válido por la cuarta fecha de la segunda fase de la zona Sur del Torneo Provincial de Básquet, venía con un clima caliente. El Calamar ganaba 53 a 46, con apenas 32 segundos jugados del último cuarto. Entonces, José Luis Pappalardi, jugador del Lobo, intentó agredir físicamente al juez Andrés Álvarez por haberlo excluido del partido por dos faltas antideportivas. El basquetbolista visitante primero cuestionó la decisión del árbitro y amagó con abandonar la cancha. Sin embargo, regresó en dos ocasiones.

Pero fue la tercera la que desencadenó el escándalo. Porque el pivote lo corrió por toda la cancha. Álvarez, muy rápido de reflejos, salió a toda velocidad rumbo al vestuario e incluso saltó un cartel perimetral antes de meterse en zona segura. Como era lógico, el partido fue suspendido. Pappalardi, integrante de una familia históricamente ligada al deporte de la pelota naranja, recibrá una fuerte sanción del Tribunal de Disciplina de la Federación de Básquetbol de la Provincia de Buenos Aires.

Fuente: La Nación Deportes.

Te puede interesar