La increíble historia real que inspiró la aclamada película "John Wick"

Cine 12 de marzo de 2022
El exitoso film protagonizado por Keanu Reeves, está basado en una situación que vivió un ex integrante del cuerpo de élite Navy SEAL de EE.UU.
perro john
John Wick con la cachorra Daisy.

Hay muchas películas basadas en hechos reales, algunas siguen lo sucedido más o menos al pie de la letra y otras toman solo ciertos elementos para ir luego en una dirección diferente. El caso de 'John Wick' pertenece al segundo grupo, ya que la vibrante cinta de acción, una de las mejores de dicho género, se inspiró en algo que le sucedió a Marcus Luttrell.

La historia de Marcus Luttrell

Luttrell es un Navy SEAL retirado que fue el único superviviente de una misión que enfrentó a su equipo contra un grupo de talibanes en Afganistán en 2005. Esa historia fue llevada a la gran pantalla en 2013 en "El único superviviente" con Mark Wahlberg interpretando a Luttrell, pero lo que ahora nos interesa sucedió años de después ya de vuelta a su hogar.

Para ayudarlo a curarse del trauma fruto de esa experiencia, a Luttrell le dieron un perro labrador llamado DASY en honor a varios de su compañeros muertos en combate. La D de Danny por Daniel Phillip Dietz Jr. (fallecido a los 25 años), La A de Alexson por Matthew Gene “Axe” Axelson (fallecido a los 24 años), la S aludía al apodo de Luttrell como Souther Boy (Chico Sureño) y la Y de Yankee por Michael Patrick “Murph” Murphy (fallecido a los 24 años).

Todo parecía ir bien hasta que durante la madrugada del 2 de abril de 2009, un disparo lo despertó cuando estaba durmiendo tranquilamente en un rancho de Texas. Luttrell tomó su pistola y afuera encontró el cadáver de DASY -más tarde se llegó a testificar que además había sido golpeado en repetidas ocasiones con un bate de beisbol. Un unos jóvenes se encontraban en las cercanías por lo que se dedujo que ellos habían sido los responsables.

Eso sí, Luttrell no se enfrentó a tiros con ellos, pero se inició una persecución en auto a alta velocidad, superando los 160 kilómetros por hora. El dueño de DASY tuvo tiempo de llamar a la policía durante la persecución, algo vital para que los sospechosos fuesen apresados poco después de que él les perdiera el rastro.

Los detenidos eran Alfonso Hernández y Michael Edmonds, quien inicialmente lograron darse a la fuga. Edmonds reconoció su culpabilidad y fue condenado a 5 años de libertad condicional, mientras que Hernández fue a juicio, donde fue condenado a 2 años de cárcel y una multa de 1.000 dólares, cumpliéndose así los deseos de Luttrell, quien declaró lo siguiente poco después de lo sucedido a DASY:

"Quiero que sean procesados con todo el peso de la ley.  Asesinaron a mi perro. Es un miembro de mi familia. Eso es un asesinato".

Los que hayan visto 'John Wick' tendrán ya bastante claro que los parecidos entre el caso de Luttrell y la película son reducidos, pero no se olviden de un detalle esencial que delata aún más la inspiración, y es que la perra que la esposa muerta del letal asesino le deja antes de su muerte se llamaba... Daisy. Eso sí, el personaje interpretado por Keanu Reeves optaba por actuar de forma bien diferente que Luttrell, de quien se llegó a decir que justificó su decisión de no acabar con ellos afirmando que "les perdoné la vida porque ya había matado a suficiente gente".

Fuente: Espinof.
 

 

Te puede interesar