tps radiotps tvstreaming web

¿Qué pasó con los videojuegos basados en películas?

Estas son las razones por las que los estudios dejaron de hacer videojuegos con licencias de películas

Gaming 20 de mayo de 2024
juegos-basados-en-peliculas

La industria del entretenimiento ha sido testigo de una relación simbiótica entre películas y videojuegos durante décadas. Desde las adaptaciones tempranas de clásicos arcade como "Pac-Man" y "Donkey Kong" hasta las experiencias cinematográficas inmersivas de "The Last of Us" y "Uncharted", estos dos mundos han convergido para ofrecer a los fans una variedad de formas de disfrutar sus historias favoritas.

Sin embargo, en los últimos años, la tendencia de crear videojuegos basados en películas está en declive y es que hace más de una década eran muy comunes, ya que se lanzaban justo después de las entregas cinematográficas. Si bien todavía hay algunos lanzamientos notables, no suelen estar inspirados en películas, sino en cómics y libros, por lo que la era dorada de las adaptaciones dominantes parece haber quedado atrás. Esto se debe a varias razones y te las explicamos todas en este artículo.

El aumento de los gastos y tiempos de desarrollo cambiaron la industria de los videojuegos

Crear un videojuego de calidad requiere una inversión significativa de tiempo y recursos. Un título AAA moderno puede tener un presupuesto de cientos de millones de dólares y tardar años en completarse. En contraste, las películas, aunque también son costosas, generalmente tienen ciclos de producción más cortos. Este desequilibrio en el tiempo y la inversión de dinero significa que los estudios de videojuegos deben estar seguros de que una adaptación tendrá un éxito comercial para justificar los gastos. Es decir, las apuestas son altas y el margen de error es pequeño.

En el pasado, los videojuegos basados en películas eran una rareza y, por lo tanto, generaban mucha expectación. Sin embargo, en la actualidad, el mercado está inundado de juegos con licencia, lo que ha llevado a una fatiga entre los consumidores de la última década. De hecho, el público ahora tiene una gran variedad de opciones para elegir y no siempre están dispuestos a pagar por un juego basado en una película que quizás no les interese. Esto ha hecho que sea más difícil para los estudios de videojuegos obtener un retorno de la inversión en las adaptaciones, por lo que deciden centrarse en crear títulos AAA con tramas únicas que llamen la atención, ya que en la actualidad no importa la cantidad, sino la calidad.

Los videojuegos ahora tienen un espacio en el mundo cinematográfico

Otra cosa relevante en este aspecto es que los estudios de cine, dueños de las propiedades intelectuales que se adaptan, a menudo ejercen un control significativo sobre el proceso de desarrollo del videojuego. Esto puede llevar a conflictos creativos y retrasos, ya que las visiones de los desarrolladores y los ejecutivos del estudio no siempre coinciden.

Un ejemplo notable es la adaptación de "Aliens: Colonial Marines". El desarrollo del juego estuvo plagado de problemas, incluyendo cambios drásticos en la historia y la jugabilidad, lo que resultó en un producto final decepcionante que recibió críticas negativas tanto de fans como de críticos.

Las películas y los videojuegos son dos formas de entretenimiento distintas con lenguajes y estructuras narrativas diferentes. En cuanto a las entregas cinematográficas, son experiencias pasivas que cuentan una historia lineal, mientras que los videojuegos cuentan con acciones de interacción que permiten a los jugadores tomar decisiones y explorar mundos de diversas maneras y categorías.

Actualmente, en vez de hacer un videojuego inspirado en una película, es al revés, la industria ha evolucionado para traer algo nuevo, las películas y series live action que adaptan videojuegos, como The Last of Us, Halo, Fallout, Borderlands y muchos más que están teniendo repercusión a nivel mundial.

Los juegos para móviles ahora son una opción más económica para adaptar películas y series

La industria de los juegos móviles ha experimentado un crecimiento explosivo en los últimos años, lo que ha llevado a que muchos estudios de videojuegos centren sus esfuerzos en este mercado. En efecto, son más baratos y rápidos de desarrollar, mientras que pueden llegar a una audiencia mucho más amplia que los juegos de consola tradicionales.

Esto ha hecho que sea menos atractivo para los estudios invertir en adaptaciones de películas de alto riesgo y precios elevados. A pesar de estos desafíos, todavía hay esperanza para el futuro de este tipo de juegos. Los estudios que puedan superar los obstáculos mencionados anteriormente y crear adaptaciones innovadoras y de alta calidad pueden tener éxito en este mercado. Aquí dejamos algunos ejemplos de adaptaciones exitosas:

  • The Witcher 3: Wild Hunt (basado en la serie de novelas de fantasía).
  • Batman: Arkham Asylum (basado en la serie de cómics).
  • Hogwarts Legacy (basado en libros y películas de Harry Potter).
  • Marvel's Avengers (basado en cómics y series de animación con historia original).
  • The Expanse: A Telltale Series (basado en la serie).

Los juegos de esta lista demuestran que es posible crear adaptaciones de videojuegos que sean fieles a la fuente original y que ofrezcan una experiencia de juego atractiva y gratificante. De igual manera, es evidente que la era de las adaptaciones de películas de bajo esfuerzo y baja calidad ha terminado. Los seguidores de hoy en día exigen experiencias más sofisticadas y creativas, como las de Cyberpunk 2077, Red Dead Redmeption 2 y otros por el estilo, así que los estudios que puedan cumplir con estas expectativas serán los que prosperen en este mercado desafiante.

Fuente: Mundo deportivo.

Te puede interesar
Lo más visto
congreso1

Ley Bases y Paquete Fiscal: lo que se viene, y las controversias

Max Bustos
Política Ayer

El Congreso argentino está totalmente dividido tras la polémica aprobación de la Ley Bases y el Paquete Fiscal impulsados por el gobierno de Javier Milei. La ex presidenta Cristina Kirchner se sumó a las críticas contra los senadores que apoyaron las medidas, mientras que la administración libertaria insiste en la privatización de Aerolíneas Argentinas. A pesar de una aparente baja en la inflación, los problemas económicos persisten y la controversia política se intensifica.