Ryan Turell, el "Jordan judío" que marcó un hito en el básquet y sueña con la NBA

Deportivo 11 de noviembre de 2022
El alero de 21 años se convirtió en el primer judío ortodoxo en debutar en la G-League, la liga de desarrollo de la máxima categoría del básquet americano.
Ryan Turell
"Ser el primer judío ortodoxo en la NBA sería todo para mí, un sueño hecho realidad."

Tiene 21 años, mide 2,04 metros y este lunes hizo historia al convertirse en el primer judío ortodoxo en debutar en la G-League, la liga de desarrollo de la NBA. Ryan Turell, este alero oriundo de California fue recibido con una ovación en su estreno con los Motor City Cruise de Detroit. El resultado: derrota 125-109 frente a los Windy City Bulls de Chicago. Turell se inició en la universidad judío-ortodoxa de Yeshiva, de Nueva York, enamorado del básquetbol desde que era un niño, y su buen rendimiento lo llevó a ser seleccionado por el equipo afiliado a los Pistons en el puesto 27 del último Draft de la G-League.

Entre otros importantes logros, dejó el deporte universitario siendo el máximo anotador de Yeshiva en toda su historia, conformando una temible dupla ofensiva con su amigo Gabriel Leifer. "Gracias a todos mis compañeros, en especial a Gabe Leifer que me asistió en la mitad de todos esos puntos", le agradeció tras conseguir ese récord. Sueña con jugar en la NBA, e incluso hace algunos meses intentó presentarse en la selección del Draft 2022-23, pero no fue elegido por ninguna franquicia. Aun así, sabe que la liga de desarrollo le permitirá darse a conocer y, en el corto o mediano plazo, dar ese salto. Disputó apenas cuatro minutos este lunes, sin anotar puntos, pero marcó un hito en la historia de la liga al salir a la cancha con una kipá especial que llevaba el logotipo de su equipo. Y se llevó los aplausos de todo el público presente en el estadio Wayne State Fieldhouse de Detroit.

6I-aFhlTo_720x0__1Ryan Turell juega con un kipá especial con el logo de su equipo. Foto: Captura NBA.

shaki_waka_waka_ shakira mundialLa playlist de FIFA con las mejores canciones de los Mundiales

"Ser el primer judío ortodoxo en la NBA sería todo para mí, un sueño hecho realidad. Pero sería igual de importante para los demás que nunca vieron esto como una posibilidad", aseguró Turell en una reciente entrevista publicada por ESPN, animándose a soñar aún más allá. Además de los objetivos que aspira alcanzar en su carrera deportiva, de muy buena proyección al punto de que se animaron a llamarlo "el Jordan judío", piensa en el legado y los valores que puede dejar por fuera del mundo de la pelota naranja. "Quiero demostrarle a la gente que no hay que tener miedo de usar un kipá o de ser quien uno es... con esfuerzo, simplemente, se pueden lograr los sueños", había reflexionó anteriormente.

Fuente: Clarín Deportes.

Te puede interesar