La insólita teoría de Corea del Norte sobre el origen del brote de Covid en el país

Mundo 01 de julio de 2022
Los medios oficiales difundieron un informe que apunta contra los globos que envían desde el otro lado de la frontera.
kim_jong-un-corea_del_norte-mundo_485212712_150973129_1706x960

En una llamativa novedad en el relato sobre la presunta llegada del Covid al país, Corea del Norte sugirió el viernes que el brote comenzó en personas que tuvieron contacto con “objetos alienígenas” provenientes de Corea del Sur, un intento de responsabilizar a su rival en medio de las crecientes tensiones sobre su programa nuclear.

Sin mencionar a Seúl, el régimen pareció apuntar contra los globos que los activistas del sur suelen enviar a través de la frontera para distribuir cientos de miles de folletos de propaganda que critican al mandatario norcoreano Kim Jong-un. Muchas veces Corea del Norte expresó su enojo hacia la práctica y hacia las autoridades surcoreanas por no detenerlos.

Corea del Norte anunció su primer caso positivo oficial de coronavirus tras dos años de pandemia el pasado 12 de mayo.

Los medios estatales mencionaron este viernes un reporte del centro de prevención de epidemias de Corea del Norte que -afirman- encontró grupos de infección en la ciudad de Ipho, cerca de su frontera sureste con Corea del Sur, que se habrían contagiado en abril. Agregaron que algunos residentes de Ipho con fiebre viajaron a Pyongyang.

El centro añadió que un soldado de 18 años y un niño de cinco tuvieron contacto con “cosas ajenas” en la ciudad a principios de abril y luego dieron positivo por la subvariante ómicron BA.2.

En lo que llamó “una instrucción de emergencia”, el centro de prevención de epidemias ordenó a las autoridades que “se mantengan atentos ante cosas alienígenas que llegan por el viento y otros fenómenos climáticos y globos” a lo largo de la frontera intercoreana y rastrearan sus orígenes hasta el final. También enfatizó que cualquier persona que encuentre “cosas ajenas” debe notificar a las autoridades de inmediato para que sean retiradas.

Contrario a la nueva teoría norcoreana, las autoridades sanitarias mundiales señalan que el coronavirus es propagado por personas en contacto cercano que inhalan pequeñas gotas que viajan en el aire y es más probable que ocurra en espacios cerrados y mal ventilados que al aire libre.

A principios de junio, Corea del Norte había dicho que estaba monitoreando los movimientos de las aves migratorias como parte de sus medidas contra el coronavirus.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur indicó que no había posibilidad de que los globos surcoreanos hayan propagado el virus a Corea del Norte.

Los expertos dicen que el virus probablemente ingresó al país durante una breve apertura de la actividad comercial a principios de este año a lo largo de la frontera de Corea del Norte con China. Hubo informes de casos cerca de la frontera entre Corea del Norte y China antes del anuncio oficial de Pyongyang en mayo.

“La crisis del coronavirus en Corea del Norte dio lugar a una ola de descontento y frustración pública. Pyongyang está echando la culpa a Corea del Sur para evitar que ese descontento se dirija a su liderazgo”, dijo Cho Han-bum, analista del Instituto Coreano para la Unificación Nacional de Seúl.

planePresentaron un avión de lujo del futuro

Sin ayuda

El jueves, Corea del Norte rechazó los esfuerzos de Estados Unidos y otros países occidentales para brindar ayuda contra el coronavirus para ayudar a la nación empobrecida y en gran parte no vacunada a superar su crisis de salud pública. En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Corea del Norte calificó las ofertas de ayuda como una “farsa torpe” y “palabras vacías”.

E sospecha que Corea del Norte recibió alguna ayuda médica de China desde su brote, según informes de Corea del Sur.

Desde mayo, Corea del Norte informó más de 4,7 millones de casos de síntomas de “fiebre” -un aparente eufemismo para posibles casos de coronavirus porque el país carece de capacidad de testeo- que afectan a casi una quinta parte de su población de 25 millones. Pero solo tres semanas después de informar sus primeros casos, afirmó que las cifras habían disminuido drásticamente.

Esta semana, un investigador de la ONU cuestionó el progreso declarado de Corea del Norte en el manejo de la pandemia y expresó su preocupación por la falta de capacidad de diagnóstico y otros recursos de salud, así como por el empeoramiento de la crisis alimentaria y humanitaria.

Los lazos entre ambas Coreas siguen tensos en medio de un prolongado estancamiento en la diplomacia encabezada por Estados Unidos para persuadir a Pyongyang que abandone sus ambiciones nucleares a cambio de beneficios económicos y políticos.

Funcionarios de Corea del Sur y Estados Unidos han afirmado recientemente que Corea del Norte está lista para su primera prueba nuclear en cinco a9.Martinños en medio de su tórrida serie de pruebas de armas este año.

Fuente: La Nación.

Te puede interesar