La desocupación cayó a 10,2% y falta recuperar 100.000 empleos

Economía 25 de junio de 2021
El que traccionó fue el trabajo precarizado. En el segundo trimestre del año pasado se perdieron 4.000.000 de empleos y ya se recuperaron 3.900.000 puestos.
desempleo empleo trabajo
Los números que publicó el Indec mostraron que la tasa de desocupación quedó por debajo de los niveles del primer trimestre del 2020.

Los datos de desocupación que publicó el INDEC sorprendieron positivamente, ya que la tasa de desempleo llegó a 10,2% y quedó por debajo de los niveles previos a la pandemia, es decir del primer trimestre del 2020. Aunque la dinámica del mercado de trabajo en general todavía está un poco peor que antes de la pandemia, logró acercarse un algo más a aquellos niveles. Ya a partir de abril, la segunda ola le pudo haber impuesto un parate a las mejoras y hacia adelante la timidez de la recuperación económica podría imponer un freno. El INDEC publicó el informe del Mercado de trabajo del primer trimestre, que se desprenden de los datos de la EPH. La dinámica es positiva pero los números todavía muestran una situación social complicada, que va en paralelo a una pobreza que, según mediciones privadas, siguió creciendo luego del pico de 42% en el segundo semestre.

La tasa de desocupación en 10,2% resultó positiva, ya que había llegado a 13,1% durante el derrumbe económico del segundo trimestre del año pasado. Pero, con todo, significa que en los 31 principales aglomerados urbanos todavía hay 1.355.000 personas que buscan un trabajo y no lo consiguen. Si se hace una proyección al total del país, significa que alrededor de 2.150.000 personas están en esa complicada situación. Pero el número esconde que algunas personas, aunque cada vez menos, siguen desanimadas de salir a buscar un trabajo, ya sea por la dificultad de conseguirlo como por el temor a los contagios. Eso se ve claramente al mirar el dato de la tasa de actividad. Al respecto cabe destacar que desde el tercer trimestre del 2020 se vienen generando mejoras constantes, aunque todavía los números están por debajo de la prepandemia, por lo cual queda gente sin salir a buscar empleo y que por ende no queda contabilizada en los datos de desocupación.

Los números de ayer mostraron que la tasa de actividad siguió recuperándose respecto a los trimestres previos pero quedó 0,8 punto por debajo del mismo período del 2020. Llegó a 46,3%. Mucho mejor que el 38,4% del segundo trimestre del año pasado, e incluso que el 42,3% del tercer trimestre y el 45% del cuarto trimestre. Pero peor que el 47,1% del primer trimestre. Eso implica que, respecto a la prepandemia, todavía unas 100.000 personas de los 31 aglomerados urbanos no se atrevieron a salir a buscar trabajo (proyectando a nivel nacional, unas 160.000 personas). Por ese lado, dinámica similar mostraron por ahora los datos de empleo. Mejora sostenida a medida que avanzan los trimestres, pero todavía un poco por debajo de los niveles prepandemia. La tasa de empleo quedó en 41,6%. Es decir, por encima del 33,4% del segundo trimestre del 2020, del 37,4% del tercer trimestre y del 40,1% del cuarto trimestre. Pero por debajo del 42,2% del primer trimestre del 2020. Unos 63.000 empleos menos en los 31 aglomerados urbanos (proyectado a nivel nacional, unos 100.000 empleos).

Se recuperó casi todo lo perdido, de la mano del empleo precario

Es decir, de los 4.000.000 de puestos de trabajo que se habían perdido a nivel nacional durante el segundo trimestre del año pasado (en los 31 aglomerados fueron 2.500.000), en lo peor de la pandemia y las restricciones sanitarias que paralizaron a la economía, se recuperaron alrededor de 3.900.000.  Para lo que viene, la segunda ola y un crecimiento leve de la actividad económica, si no se toma en cuenta lo que generará el arrastre estadístico, dejan expectativas moderadas para la continuidad de corto plazo. Hacia el cierre del año se espera que, a medida que la vacunación avance, se gane algo de dinamismo, principalmente en el empleo precario, que es el que viene traccionando. Y que fue el que más sufrió la destrucción en lo peor de la pandemia.

En ese sentido, el coordinador del Observatorio del Derecho Social de la CTA – Autónoma, Luis Campos, destacó: “En términos estructurales tal vez el dato más relevante sea que volvió a crecer el peso del trabajo por cuenta propia y representa el 24,4% del total de ocupados (el valor más alto para un primer trimestre desde 2017). Precariedad creciente como regla”. Desde Ecolatina afirmaron para lo que viene: “En la medida que las restricciones se relajen y la vacunación avance, esperamos que el empleo informal vuelva a los niveles pre-pandemia hacia el cierre del año representando mas de la mitad de los empleos que se creen durante los próximos meses. Esta dinámica podría eventualmente reducir la expansión del cuentapropismo, que parece ser una salida laboral para muchos trabajadores y familias en este contexto, considerando que el empleo formal crecerá lentamente a lo largo del año en los 31 aglomerados urbanos”.

Fuente: BAE Negocios.

Te puede interesar