El uno a uno de Menem

Yo Invito 13 de julio de 2021 Por Maricel Cortez
Un amanecer naranja pone luz a los edificios en la gran ciudad de Buenos Aires. Se sabe que la temperatura arranca con más de 20ºC. En una terraza se encuentran ellas, y es el lugar en el que se aíslan para hablar de ellas y ser ellas, embadurnadas y sedientas.
Las_insoladas-378457225-large
Mientras se fríen al sol apenas cubiertas por sus coloridas bikinis, mantienen sus charlas, tan superficiales como se supone que son las de mujeres de esa edad y de esa época.

Las insoladas, de Gustavo Taretto, se centra en seis amigas anestesiadas por una realidad de la cual buscan huir, nada las ata, sólo poder disfrutar de las eternas bondades de Febo a las que son adictas. Ellas sólo piensan en prolongar ese verano brillante bien lejos de su tierra, en Cuba, tierra turísticamente casi inexplorada por el turista local: el filme se sitúa el 30/12/1995, con toda la burbuja menemista a flor de piel.

KS2VARMAUNH4XDI4UAHQBSOV54

Sólo se busca enfocarse en ellas. Y sus curvas desnudas. Están Flor (Carla Peterson), la mujer alfa del grupo, promotora; Kari (Elisa Carricajo), psicoanalista new age y la voz de la razón con buenos momentos de diálogo; Sol (Maricel Alvarez), que trabaja en un laboratorio fotográfico -y deposita un inquietante mensaje de la violación a la intimidad-, y Vicky (Violeta Urtizberea), la atractiva peluquera, ingenua (¿hueca?) con asombrosas preguntas y propuestas. Completan el grupo Vale (Marina Bellati), la conflictuada, la “oveja negra”, con sus problemas de amoríos y miedo a volar. Y Lala (Luisana Lopilato), la nueva, quien brinda cierta pureza y frescura.

MV5BNzFiN2E0MTMtMGM3My00MTgxLThhN2MtMmQ0MDEyMzViNzBjXkEyXkFqcGdeQXVyNDg4NTAwNDE@._V1_

#YoInvito: Ellas están (mentalmente) afuera de la ciudad, viven un proyecto dolarizado donde sólo quieren arena caribeña. Generan empatía, se ensamblan por la meta, pero también se dividen para sacarse el cuero ante el mínimo conflicto. Las insoladas fuerza la idiosincrasia de los ‘90 (un cassette rebobinado con birome, un teléfono celular aparatoso) e infantiliza -por no decir que cosifica- a estas soñadoras. El ruido ambiente de bocinazos y sirenas se filtra sin despertarlas, otorga realidad. Eso sí, no hay pizza ni champagne, sí churros y tragos Cuba Libre.

MV5BMDRjNWEyMjEtMDQwMS00NjIyLWE3NjktMTY0Nzc0MGJhOGI1XkEyXkFqcGdeQXVyNDg4NTAwNDE@._V1_

¡Qué la disfruten!

Maricel Cortez

-Locutora Nacional-
-Mi columna: #YoInvito-
-Conductora de #HPC (Historias para contar)-

Te puede interesar