Si estás enamorado, cuidado con la temperatura de tu cuerpo

Vanguardista 12 de octubre de 2022 Por Carlos Maciel
Viste que siempre hay que mantener las formas cuando se está enamorado ya que cualquier situación te puede delatar, cómo esta en particular.
termometro amor
En el trabajo, tomaron parte 60 personas sanas, entre hombres y mujeres de 24 a 47 años.

Científicos de la Universidad de Granada pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento desarrollaron un método basado en la termografía, que permite determinar objetivamente si una persona está enamorada o no. Este trabajo determinó los cambios de temperatura que sufre el cuerpo de los participantes cuando contemplan la imagen de la persona amada. Se trata, según sus autores, del primer «mapa térmico del amor» que se realiza. Por ejemplo, los resultados han demostrado que el amor sube la temperatura en las mejillas, las manos, la zona de la boca, el pecho y los genitales entre uno y dos grados centígrados. Se analizó las diferencias térmicas que se producían entre personas que contemplaban fotografías de su pareja frente a otros que se exponían a otro tipo de imagen que les generaba alguna respuesta emocional, como ansiedad, calma o empatía, pero no romántica.

En el trabajo, tomaron parte 60 personas sanas, entre hombres y mujeres de 24 a 47 años, que afirmaban estar enamorados de modo romántico (con pasión e intimidad) y haber iniciado una relación pocas semanas antes. Tras acceder al Laboratorio de Termografía, los participantes permanecían desnudos durante 20 minutos para aclimatarse, y luego se procedía a registrar su temperatura base. En diferentes sesiones, el grupo experimental veía en la pantalla de la PC fotos elegidas por ellos mismos de su relación de pareja, frente al grupo control, que contempló fotos que generan ansiedad del denominado Sistema Internacional de Imágenes Afectivas, o fotografías de amigos y familiares.

Prueba del agua fría

Actualmente, los investigadores de la Universidad de Granada trabajan en otra técnica conocida como «prueba del agua fría», consistente en introducir la mano dominante (dependiendo de si se es zurdo o diestro) en un balde con agua a cero grados durante dos minutos. Después, la mano se seca y es grabada con la cámara térmica durante seis minutos, que es el tiempo medio en el que recupera la temperatura una persona sana. En el caso de los jóvenes enamorados, los investigadores observaron que al contemplar fotografías de la persona amada durante la recuperación térmica, ésta se acelera y es completa a los cuatro minutos, porque el amor acelera la vasodilatación, mientras que ver imágenes que generan ansiedad demora la recuperación térmica, al generar vasoconstricción.

Te puede interesar