Una joya en Punilla

Vamos De Viaje 25 de diciembre de 2020 Por Giannina Valverdi
Saltos de agua y piletas naturales con varios metros de profundidad atraen a los turistas que buscan un lugar para refrescarse en un día caluroso de verano. ¡Sumate a este recorrido!
Cascada de Olaen

Preparamos el equipo de mate, una vianda para el mediodía y partimos rumbo al Valle de Punilla. Luego de viajar 83 kilómetros desde de la ciudad de Córdoba y a 12 kilómetros de La Falda, llegamos a la Cascada de Olaén, un hermoso balneario natural.

Para ingresar, se cobra una entrada mínima y estacionamiento, por eso es recomendable ir temprano para aprovechar todo el día. Además no te olvides de llevar ropa y calzado cómodo porque para llegar a la cascada hay que recorrer un camino pedregoso pero de baja dificultad.

Cascada de Olaen 3

Este increíble lugar está conformado por tres saltos de agua de 20 metros de altura que están enmarcados entre paredones de piedras y conforman toboganes sinuosos. Las cascadas desembocan en ollas de agua cálida y con una profundidad de hasta 11 metros, ideal para refrescarse y darse un buen chapuzón.

Cuando vayas aquí podés aprovechar para visitar la capilla de Santa Bárbara, construida a finales del 1700. Según cuenta la leyenda, se edificó a pedido del padre de una joven que falleció junto a su pareja luego de una terrible tormenta. Los enamorados tenían por costumbre ir a pasar las tardes de verano a la cascada. Un día, debido a un temporal, cayeron a la quebrada y murieron luego de un desafortunado accidente. Es por eso que el templo se construyó como expresión de fe y para protección de los viajeros.

Capilla Santa Bárbara

Así que si estás buscando refrescarte y pasar un lindo día al aire libre, venite a la Cascada de Olaén o –como la llaman los lugareños- a la “Joya de Punilla”.

Te puede interesar