¡¡Una con tres carnes por favor!!

De Rabona 18 de abril de 2022 Por Jorge Luzuriaga
Anderson, el crack de Manchester United que no fue el mejor del mundo porque "comía muchas hamburguesas".
anden1
Anderson Luís de Abreu Oliveira.

Para ser uno de los mejores futbolistas del mundo, no alcanza solamente con ser un muy buen jugador, también hay que combinarlo con profesionalidad. Con una pero sin la otra, difícilmente se llegue a lo más alto. A lo largo de la historia, son muchos los casos de cracks que pudieron ser mucho más de lo bueno que mostraron. Uno de esos casos es el de Anderson Luís de Abreu Oliveira, o simplemente Anderson, de quien aseguran que no fue el mejor del mundo porque no paraba de comer hamburguesas.

En 2004, desde 2005 a 2007 jugó en Porto de Portugal y pasó a Manchester United, club donde fue nombrado Golden Boy en 2008 y ganó 13 títulos, entre los que se destaca la Champions League y el Mundial de Clubes en 2008. Sin embargo, pudo ser mucho mejor. Ben Foster, actual arquero de Watford y compañero del brasileño en los Diablos Rojos, comentó que "Anderson podría haber sido el mejor jugador del mundo, lo juro. Todos lo podrían decir", aseguró en una entrevista con el podcast UTD Podcast. "A él simplemente no le importaba, no le importaba nada. Honestamente, no le importaba nada", agregó.

ander2

Por otro lado, Rafael Da Silva, su compatriota y que también jugó con él en el United, explicó los problemas de su compañero en su autobiografía. "Podíamos ir en el autobús del equipo, pasar por una estación de servicio en la autovía y escuchar a Anderson saltar y gritar de manera impulsiva: McDonald's, McDonald's. No fue una coincidencia que su mejor forma llegara cuando tenía muchos partidos porque era cuando no podía comer tanto. Se comía lo que le pusieran frente a él", reveló. "Diré algo sobre Anderson: si hubiera sido un jugador de fútbol más profesional, podría haber sido el mejor del mundo. Estoy diciendo todo esto en serio. No sé si alguna vez él se tomó algo en serio. Amaba la vida", apuntó.

Anderson Luís de Abreu Oliveira debutó con 16 años en Gremio de Porto Alegre y en 2005 emigró a Porto, donde ganó cuatro títuloS y en 2007 fue transferido a Manchester United, club en el que se consagró campeón en 13 oportunidades, cuatro veces de la Premier League y una Champions League en 2008. Además, en 2007, ganó la Copa América de Venezuela con la Selección de Brasil. Sin embargo, empezó a decaer. En 2014 fue a préstamo a Fiorentina y en 2015 regresó a Brasil para jugar en Inter, luego pasó por Coritiba en 2017 y finalmente regresó a Europa para jugar en el Adana Demirsopr de Turquía. En 2019, con apenas 31 años, anunció su retiro profesional.

Jorge Luzuriaga

Periodista Deportivo.

Te puede interesar