La peligrosa isla donde podés contraer los virus más mortales

Mundo 27 de abril de 2022
Aunque parezca increíble, desde hace años, este destino turístico está catalogado como inseguro y no apto para ser visitado.
isla-virus-mortales-1024x768
La isla es conocida como el “Alcatraz de los virus”.

El turismo se reactiva tras la pandemia y prácticamente en todo el mundo se puede ya viajar con una normalidad muy similar a la que conocíamos antes del coronavirus, aunque hay que analizar muy bien a dónde vas a viajar para no poner tu vida en riesgo… por el motivo que sea. Hoy te mostramos una peligrosa isla en la que podés contraer una grave enfermedad si la visitás, por lo que es recomendable mantenerse bien lejos.

Puede parecer increíble que haya un destino turístico que se anuncie como muy peligroso y se recomiende no visitarlo bajo ningún concepto, pero así es con este lugar desde hace muchos años.

Riems, la peligrosa isla en la que podés enfermar

Se trata de Riems, una pequeña isla que pertenece a Alemania y que oficialmente consta como uno de los lugares más peligrosos de todo el planeta, tanto que se le conoce como el “Alcatraz de los virus”. Ubicada en el mar Báltico, es una isla en la que los nazis realizaban investigaciones con armas biológicas en el pasado, y ahora es en donde los científicos alemanes desarrollan diferentes vacunas contra varios virus.

El Instituto Friederich Loeffler, ubicado en esa isla y en el que trabajan muchos científicos sin descanso, es el lugar en el que se estudian virus y enfermedades como rabia, peste porcina africana, gripe aviar, virus de Crimea-Congo, malaria, ébola, enfermedad de las vacas locas, influenza, yersinia pestis, fiebre del valle del Rift, Sars-CoV-2 y muchos más. Esto supone que todos esos virus están en la isla, imprescindible para poder estudiarlos.

Es una isla en la que los nazis realizaban investigaciones con armas biológicas en el pasado, y ahora es en donde los científicos alemanes desarrollan diferentes vacunas contra varios virus.

ancianos 2Relacionan el sobrepeso en mayores de 80 años a una mejor salud

Visitar esta isla es tan peligroso que está cerrada oficialmente al público, y para poder acceder es necesario recibir una autorización y cruzar un pequeño tramo del mar Báltico a través de un puente. Esto se debe que, en caso de que surja un brote de cualquier virus en las instalaciones, la isla podrá cerrarse para impedir que el virus se expanda al exterior.

A causa de todo lo anterior, a la isla de Riems se le conoce también como “isla de las plagas” o “isla de la peste”, entre otros sobrenombres. Allí se aplican los virus más peligrosos del mundo en una gran variedad de animales para poder estudiar sus efectos. También se estudia cuáles de esos virus se pueden transmitir de animales a humanos para poder obtener una respuesta más rápida y eficaz en caso de contagio.

Entorno seguro para el personal

Siendo un lugar tan peligroso para cualquier persona, quienes allí trabajan cuentan con todo tipo de medidas de seguridad, como duchas desinfectantes al entrar y salir de la isla o vestuario de máxima protección. Además, el edificio está aislado por completo del exterior, con muchas esclusas de aire y bajo una presión negativa para garantizar que el aire fluya hacia dentro y no pueda filtrarse hacia fuera.

Fuente: Ok Diario.

Te puede interesar