Atención: llorar por la noche, vale la pena

Vanguardista 15 de junio de 2022 Por Carlos Maciel
¿Quién no se ha tomado un momento en el día para descargarse a través del llanto? Ahora, la ciencia dice que existe un horario especial.
llorar
Quemar calorías sin hacer ejercicio es posible, aunque a costas del sufrimiento y el dolor. 

Las lágrimas representan distintas emociones, de alegría y tristeza. Y cuando se trata de esto último, probablemente nos refugiemos en nuestra almohada y lloremos de noche. Independientemente de los sentimientos de angustia y dolor, algo positivo se podrá rescatar de este acto de liberación. Es que según la ciencia, llorar de noche te permitirá bajar de peso.

Según investigadores del centro médico St. Paul-Ramsey, de Estados Unidos, quemar calorías sin hacer ejercicio es posible, aunque a costas del sufrimiento y el dolor. Es que los científicos de dicha institución revelaron que se podrá adelgazar gracias a las lágrimas que podemos descargar por la noche. En consecuencia, además de liberar esos sentimientos desde nuestro interior, también se podrán perder algunos kilos extras. Al mismo tiempo, colabora en la relajación y mantiene a los ojos hidratados y saludables por las propiedades antimicrobianas de las lágrimas.

Quemar calorías sin hacer ejercicio es posible, aunque a costas del sufrimiento y el dolor. 

La ciencia determinó, en base a estos estudios, que al llorar de noche se queman 1.3 calorías por minuto. En el ataque de llanto se activan músculos abdominales (que se contraen) y se eleva el ritmo cardiaco, logrando así reducir lentamente la grasa de los tejidos. Así mismo, los eruditos estadounidenses determinaron que al liberar la energía negativa mediante las lágrimas, se promueve un estado anímico estable que significa el fin de los antojos inoportunos y emocionales.

johnny bravo¿En qué momento te convertís en "Pendeviejo"?

Por ejemplo, si te sentís triste y tendés a sacar un tarro de helado del freezer o a comer una barra de chocolate, puede deberse a que hayas aprendido este comportamiento durante la infancia. Es que normalmente cuando un niño se disgusta o llora, los padres tienden a calmarlo y consolarlo dándole su comida o golosinas. En consecuencia, la ciencia sostiene que se recurre a la comida como una vía de escape, según un estudio de la University College de Londres.

Además, otro motivo por el que llorar colabora con la pérdida de peso se relaciona con el horario en el que las personas están más abiertas a perder lágrimas. Esto ocurre entre las 19:00 y las 22:00 horas, cuando la mayoría está en su hogar y siente más confianza para soltar el llanto. Ante este panorama, llorar de noche facilita la conciliación del sueño, y al dormir bien, se acelera el metabolismo.

Carlos Maciel

Redactor y editor audiovisual. Escribo la sección Vanguardista. Apasionado de la radio en sus diferentes formatos y del trabajo en equipo. Enviame tu mensaje a [email protected]

Te puede interesar