¿Por qué nos agarra bajón el domingo por la tarde?

Vanguardista El miércoles Por Carlos Maciel
¿Viste que suele pasar? Generalmente por la tarde noche. La ciencia trae respuesta a esta sensación y las razones de la misma. Enterate en esta nota.
derpimir
Hay muchas formas de prevenir esa especie de “malestar psicológico”.

Seguro te ha pasado: es domingo, son las cinco de la tarde y te empezás a sentir raro, como entre melancólico, triste, cansado y con mucha —muchísima— fiaca por el día siguiente. Tranquilo que a todos nos pasa. Marcela Alzate, psiquiatra y presidenta de la Asociación Colombiana de Psiquiatría explicó lo siguiente: Lo primero que tenés que saber es que lo que te da no es depresión sino ansiedad, más exactamente ansiedad anticipatoria. Esto quiere decir que se siente incómodo (entre muchos otros sentimientos) por lo que viene al día siguiente: volver al trabajo, al colegio, a la universidad… a la rutina.

¿Por qué te da tanta fiaca? Porque significa retomar actividades poco placenteras como cumplir un horario (que en muchos casos está relacionado con madrugar), tener responsabilidades y una carga de estrés que nunca falta. En casos más específicos, tiene que ver con volver a ver al jefe que te cae mal, hacer tareas, trasnochar (pero no de enfiestado sino por trabajo o estudio), soportar el tráfico de la ciudad, etcétera. 

Lo primero que tenés que saber es que lo que te da no es depresión sino ansiedad, más exactamente ansiedad anticipatoria. 

llorarAtención: llorar por la noche, vale la pena

Si a esto se le suma que el fin de semana bailaste hasta que salió el sol, te emborrachaste hasta quedarte dormido, o comiste como si no hubiera un mañana, no vas a empezar la semana de la mejor manera. El cansancio de la semana más los excesos del fin de semana, te van a dejar con cero energía para retomar tu rutina el lunes.

Hay muchas formas de prevenir esa especie de “malestar psicológico”. La más básica es no excederte tanto el fin de semana y tomar tiempo para descansar. Lo otro es controlar todo lo que te pueda generar ansiedad como qué ponerte (ropa) al día siguiente, qué desayunar, a dónde ir, etcétera. Hay mucho de esto que se puede planear desde la noche anterior y esto hará que el lunes fluya con más calma. Eso sí, por nada del mundo dejés de divertirte los fines de semana solo para evitar un domingo melancólico. Cambiar de rutina es clave y, además, muy saludable. Nada peor que tener una rutina que sea de la casa al trabajo (universidad, colegio…) y del trabajo a la casa. 

Pero si lo tuyo es salir de jueves a domingo y la idea de dejar todo listo el domingo no te afecta, no hay problema. En este caso lo único que te queda es aceptar los lunes y, de alguna forma, quitarle lo negativo al asunto. Es decir, en vez de pensar “qué fiaca, mañana es lunes”, miralo simplemente como que mañana es un comienzo de semana  y listo. Mejor dicho, dejá de quejarte tanto que a fin de cuentas el lunes se te va a pasar esa “depresión” cuando te encontrés con tus compañeros de trabajo o de universidad. 

Carlos Maciel

Redactor y editor audiovisual. Escribo la sección Vanguardista. Apasionado de la radio en sus diferentes formatos y del trabajo en equipo. Enviame tu mensaje a [email protected]

Te puede interesar