Según la ciencia, tenés que llevar tu perro al trabajo

Vanguardista 30 de junio de 2021 Por Carlos Maciel
Es para pensar detenidamente, pero diversos estudios afirman que podría mejorar tu jornada laboral con grandes beneficios.
perro trabajo
La pregunta es ¿Realmente quiere tu perro ir a tu trabajo?

El teletrabajo fue una de las medidas novedosas adoptadas por muchas empresas con el objetivo de no frenar la actividad, y aunque tuvo dimes y diretes, son varios los que están contentos por tener tiempo en casa para disfrutar de las mascotas. Los que tienen animales sienten pena de dejarlos en casa cuando salen a trabajar, más aún si es un perro (o incluso un gato).  A partir de ahí, algunos llegaron a pensar que llevar su perro al trabajo podría mejorar su jornada, y la ciencia da la razón.

Un estudio sobre la presencia de los perros de empleados en los entornos laborales llevada a cabo por la Virginia Commonwealth University (EE.UU.) descubrió que aquellas personas que trabajan en empresas que permiten llevar a las mascotas se sienten menos estresadas a lo largo del día que aquellas que no viven esta experiencia. Además, aumenta la productividad, la empatía y ayuda a hablar mejor en público. De hecho, llevar tu perro al trabajo, es una iniciativa que se extendió en muchos países, tanto así que hasta cuenta con un día internacional. Este año, se celebró el pasado lunes 21 de junio (oficialmente Día mundial de llevar al perro al trabajo) o el 25, para el Take your dog to work day, en el mundo anglosajón.

"Los perros nos ayudan a rebajar la ansiedad, ya que el simple hecho de acariciar a un perro nos ayuda a secretar oxitocina, una hormona que nos proporcionan bienestar y reduce el nivel de estrés", afirma la psicoterapeuta Fabiana Lemos. Los científicos que han investigado estos efectos hacen observaciones similares.

Los perros nos ayudan a rebajar la ansiedad.

En 2012, un estudio realizado en Estados Unidos analizó el nivel de estrés en los empleados de una fábrica; y determinó que estos trabajadores experimentaron niveles de estrés significativamente más bajos cuando podían ver, hablar y acariciar a sus perros durante la jornada laboral. Otra investigación de 2019, de la Universidad de Jaén, analizó la influencia de tener cerca a nuestro perro cuando nos enfrentamos a una tarea potencialmente estresante y que requiere una cierta concentración, como puede ser hablar en público.

Son varios los que están contentos por tener tiempo en casa para disfrutar de las mascotas.

¿Realmente quiere tu perro ir al trabajo?

"Tener un perro inmovilizado durante el tiempo que estamos trabajando puede ser un despropósito, sobre todo, si nos dedicamos a una actividad sedentaria dentro de una oficina o si trabajamos en una fábrica con una carga horaria importante", advierte la psicóloga Lemos. Ante esta situación, podemos buscar otras opciones para que el perro no pase tanto tiempo solo.

Carlos Maciel

Redactor y editor audiovisual. Escribo la sección Vanguardista. Apasionado de la radio en sus diferentes formatos y del trabajo en equipo. Enviame tu mensaje a [email protected]

Te puede interesar