¿Por qué somos zurdos o diestros?

Para Saber 14 de agosto de 2021
Ayer 13 de agosto fue el Día Internacional del Zurdo y te contamos a qué se debe que algunos lo sean y otros no.
zurd

Entre un 10% y un 15% de la población es zurda. Un estudio revela por qué algunas personas muestran destreza con una mano y el resto con la otra. 

Un principio fundamental de la organización del cerebro es la lateralización, es decir, la diferencia estructural o funcional entre el hemisferio izquierdo y derecho del cerebro. La lateralización es una característica conservada en todo el linaje de vertebrados. Esto proporciona una ventaja evolutiva. Es por esta razón que algunos son zurdos o diestro.

Los investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum, ubicada en Alemania, explicaron en un artículo publicado en la revista científica eLife que lo que define si seremos zurdos o diestros sí se origina en el vientre materno. Sin embargo, su causante no es el cerebro, sino la médula espinal.

En este estudio se analizó la expresión de los genes de la médula espinal entre la octava y la duodécima semana de embarazo e intentaron detectar diferencias entre las conexiones hacia un lado u otro (derecho o izquierdo).

Los científicos detectaron que a las ocho semanas de gestación ya existen diferencias genéticas entre zurdos y diestros.

Ya que, la expresión de ciertos genes de la médula espinal que se encargan de controlar el movimiento de las  piernas y los brazos es distinta para cada uno de estos grupos. «A partir de la decimotercera semana, ya eligen chupar el pulgar derecho o izquierdo», explicaron los expertos.

Si bien los investigadores fueron capaces de identificar en qué momento se gestan las diferencias que definen si una persona será zurda o diestra, aún siguen sin encontrar una explicación definitiva a qué es lo que verdaderamente influye en los genes de la médula espinal para que pase esto.

Una posible respuesta es que esta preferencia se debe a factores ambientales que se producen durante el embarazo. Es decir, los estímulos externos que influyen en el desarrollo del feto.

Fuente: National Geographic.

Te puede interesar