El programa “Reparar” inició sus cursos de capacitación

Córdoba 19 de septiembre de 2021
El objetivo apunta a la reutilización y reciclaje de residuos originados en los establecimientos carcelarios.
reparar
El programa es llevado adelante por el ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Facultad Regional Córdoba de la UTN.

En el marco del programa “Reparar”, creado mediante un convenio entre el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Facultad Regional Córdoba de la Universidad Tecnológica Nacional, internos e internas carcelarias y empleados del Servicio Penitenciario iniciaron en Bouwer los cursos de capacitación sobre la reutilización y tratamiento de los residuos que se producen en los distintos establecimientos carcelarios como en distintos ámbitos de la secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF).

Profesionales de la Universidad Tecnológica Nacional realizaron una introducción de los lineamientos del programa, que apunta no sólo al cuidado y preservación del medio ambiente y la salud humana, derechos humanos fundamentales, sino que permitirá la clasificación y reutilización de residuos, su transformación en compost, en ladrillos ecológicos y, en un futuro, la elaboración de un biodigestor.

El programa permitirá que tanto personas privadas de su libertad y agentes del Servicio Penitenciario, a cargo de la secretaría de Organización y Gestión Penitenciaria, como así también niñas, niños, adolescentes y familias, bajo la jurisdicción de la Secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia (SeNAF), se capaciten y adquieran conocimientos en la preservación del medio ambiente y reutilización de nuestros recursos, como así también en el aprovechamiento de los mismos a los fines de darles la mayor vida útil posible.

Entre otras premisas, y en función del desarrollo de actitudes y valores de respeto hacia el medio ambiente incorporadas en el flamante programa “Reparar”, se destacan: la capacitación en técnicas de reutilización y reciclaje de los residuos; la promoción de actividades con miras a introducir una conciencia y compromiso ambiental; la formación integral, utilizando como marco el cuidado del ambiente y de la salud humana; el combate a los impactos generados en las instalaciones por medio de programas que incluyan acciones de prevención, mitigación, control, compensación y corrección para disminuir los efectos negativos que puedan causar las actividades varias; la articulación con otros programas en post de la resocialización y reinserción de los internos e internas, y el asegurar los estándares de seguridad y respeto de los derechos humanos de los internos, conforme los requerimientos de la legislación vigente y normas internacionales.

El primer biodigestor, que luego se replicará en todos los establecimientos penitenciarios, está previsto que se confeccione en el E.P. N° 1 “Rdo. Francisco Luchesse” de Bouwer y su puesta a punto demandará entre seis meses y un año, una vez que se realice un diagnóstico de los tipos de residuos que se generan en el lugar y se capacite al personal. Los biodigestores son dispositivos herméticos en los cuales los residuos orgánicos son transformados por acción de microorganismos en gas y en fertilizante líquido.

Te puede interesar