Publican la primera imagen 3D de la atmósfera de Júpiter

Ciencia 31 de octubre de 2021
Durante siglos, el planeta ha intrigado a los astrónomos que buscan comprender los secretos detrás de su impresionante capa de nubes.
617bb00d82c0d
La sonda espacial Juno ha completado 37 pases de Júpiter desde que llegó a la escena en 2016.

Los nuevos hallazgos de la sonda Juno de la NASA que orbita Júpiter nos ofrecen una imagen más completa de cómo las características atmosféricas distintivas y coloridas del planeta ofrecen pistas sobre los procesos invisibles debajo de sus nubes.

Durante siglos, la famosa atmósfera, colorida y caótica de Júpiterm ha intrigado a los astrónomos que buscan comprender los secretos detrás de su impresionante capa de nubes. Juno ha completado 37 pases de Júpiter desde que llegó a la escena en 2016, y estos sobrevuelos ya han revelado un conjunto de ideas fascinantes sobre el gigante gaseoso.

"Estas nuevas observaciones de Juno abren un cofre del tesoro de nueva información sobre las enigmáticas características observables de Júpiter", comenta Lori Glaze, directora de la División de Ciencias Planetarias de la NASA en la sede de la agencia en Washington. “Cada artículo arroja luz sobre diferentes aspectos de los procesos atmosféricos del planeta, un maravilloso ejemplo de cómo nuestros equipos científicos, de diversidad internacional, fortalecen la comprensión de nuestro sistema solar”.

Entre las revelaciones se encuentra que algunas de las tormentas vórtices que giran alrededor de Júpiter son mucho más altas de lo esperado y se extienden hasta 100 km por debajo de las nubes. También descubrieron que estos ciclones son más cálidos en la parte superior y más fríos en la parte inferior debido a las diferentes densidades atmosféricas, mientras que ocurre todo lo contrario con sus anticiclones que giran en la dirección opuesta, como la propia Gran Mancha Roja.

"Los ciclones de Júpiter afectan el movimiento de los demás, lo que hace que oscilen alrededor de una posición de equilibrio", aclara Alessandro Mura, co-investigador de Juno en el Instituto Nacional de Astrofísica en Roma y coautor del trabajo. "El comportamiento de estas oscilaciones lentas sugiere que tienen raíces profundas".

Te puede interesar