De no creer, oler "flatulencias" tendría beneficios

Vanguardista 19 de enero de 2022 Por Carlos Maciel
Si, ya sé, seguro pensás que es una broma. Pero no. Hay evidencia científica del siguiente informe. Leé la nota completa y dejanos tu opinión al respecto.
meteorismo_flatulenza_consigli_nutrizionista
Según los científicos no es malo "oler flatulencias".

Tener gases o flatulencias suele ser motivo de vergüenza. Por eso es normal que hablar del posible beneficio de oler flatulencias resulte curioso y gracioso. Todos hemos vivido alguna vez ese momento incómodo de estar a solas con alguien y oír u oler flatulencias de esa persona. También nos ha sucedido a nosotros. Aunque parezca chocante, estudios recientes afirman que esto puede tener beneficios para la salud. Parece que ciertos gases presentes en las flatulencias ayudan a prevenir ciertas patologías, como problemas renales o enfermedades cardíacas. ¿Qué dicen las investigaciones sobre el tema?

Parece que ciertos gases presentes en las flatulencias ayudan a prevenir ciertas patologías, como problemas renales o enfermedades cardíacas.

¿Qué son las flatulencias?

Las flatulencias, también llamadas gases, ventosidades o meteorismo son un exceso de gas en el interior del tubo digestivo. En concreto, se suelen localizar a nivel intestinal, provocando espasmos y distensión abdominal. Este gas procede, en su mayor parte, de la descomposición de los alimentos por parte de las bacterias de la flora intestinal. Es decir, es el resultado de las reacciones químicas que se producen durante la digestión. También del aire que se ingiere al tragar la comida.

Según explica un estudio publicado en Offarm, están formadas por diferentes gases. Se estima que el 60 % es nitrógeno, un 20 % hidrógeno, un 10 % dióxido de carbono, un 6 % metano y un 4 % oxígeno. Sin embargo, su composición es variable. Uno de los principales factores que influye son los alimentos que se hayan ingerido. Cuando se comen productos ricos en azufre, como los huevos, la coliflor o la carne, se genera una cantidad notable de sulfuro de hidrógeno.

El sulfuro de hidrógeno tiene un olor desagradable, similar al de un huevo podrido. Así lo explica un artículo de EcuRed, que afirma que las personas pueden percibir su presencia aunque se encuentre en concentraciones muy bajas. Como hemos señalado antes, hay una serie de estudios que hablan de los posibles beneficios de oler flatulencias. En concreto, es un estudio que fue realizado en la Universidad de Exeter (Reino Unido)

La idea es que el sulfuro de hidrógeno podría tener efectos saludables en el organismo.

Según explica ese estudio, se produce de forma fisiológica en el cuerpo. Este gas se sintetiza, sobre todo, en ciertas situaciones en las que hay un daño o estrés a nivel de los vasos sanguíneos. El sulfuro de hidrógeno ayuda a las mitocondrias a regular el estrés oxidativo. Las mitocondrias son una parte de las células que se encargan de producir energía para las mismas. El estrés oxidativo es una situación que se produce por los radicales libres de oxígeno y que puede dañar de forma irreversible.

De esta manera, se entiende que el sulfuro de hidrógeno ayuda a la supervivencia celular. Tanto es así, que según se observó en esta investigación, un compuesto similar al sulfuro de hidrógeno llamado AP39 mejora de forma significativa la supervivencia. De forma resumida, lo que se vio en este estudio es que tanto el sulfuro de hidrógeno como un compuesto similar (AP39) mejoran la función de las mitocondrias. Por ende, reducen la muerte celular y mejoran enfermedades relacionadas con este problema.

Posibles beneficios de oler flatulencias

A raíz de esta investigación, se comenzaron a realizar una serie de estudios para comprobar cuáles eran los efectos del AP39 en la salud. Aunque parezca increíble, muchos de ellos dan peso a la idea de que oler flatulencias puede ser bueno para la salud. En uno de ellos, publicado en la revista Biology and Chemistry, se notó que el AP39 podía ayudar a mantener una presión sanguínea baja. Esto se debe a que disminuye la rigidez de la pared de los vasos sanguíneos. La hipertensión arterial es uno de los factores de riesgo cardiovascular más importantes.

Por eso el AP39 podría contribuir a reducir las posibilidades de sufrir un evento del tipo infarto agudo de miocardio. Así también, protege al cerebro de cualquier daño a consecuencia de fallas circulatorias. También se cree que podría mejorar la salud renal. La idea es que este órgano es dependiente de una adecuada circulación sanguínea. Debemos tener presente que todos estos estudios han sido realizados en animales. Hoy se necesita mucha más información para saber cuál es el efecto en humanos. Además, inhalar sulfuro de hidrógeno a grandes concentraciones es tóxico. Por eso no se deben cometer errores en la interpretación de estos datos. Nadie debe creer que respirar sulfuro de hidrógeno en grandes cantidades va a ayudar a mejorar su salud.

441792_1200x¿Por qué estás soltero todavía? Porque sos demasiado "guapo"

Oler flatulencias podría ser saludable, pero no están claros los estudios

Lo cierto es que aún faltan más estudios para confirmar este hecho. No obstante, todo apunta a que el sulfuro de hidrógeno presente en las flatulencias podría tener beneficios. En especial, a nivel cardiovascular, cerebral y renal.

Carlos Maciel

Redactor y editor audiovisual. Escribo la sección Vanguardista. Apasionado de la radio en sus diferentes formatos y del trabajo en equipo. Enviame tu mensaje a [email protected]

Te puede interesar