No terminaba más

De Rabona 14 de marzo de 2022 Por Jorge Luzuriaga
Dos pesos ligeros disputaron la pelea más extenuante de la historia: Andy Bowen vs. Jack Burke. Combatieron durante toda una noche y el árbitro, quien temía que murieran en el ring, detuvo el duelo y decretó un empate protagonizando así el combate más largo, que casi acaba con sus vidas.
box1

Los peleadores Jack Burke y Andy Bowen subieron al ring del Olympic Club en New Orleans un jueves 6 de abril de 1893  y jamás contemplaron la idea de que bajarían del encordado un día después con las muñecas fracturadas y exhaustos, completamente agotado físicamente en una pelea por el título sureño de los Estados Unidos.

El combate se llevó a cabo en el Club Olímpico en New Orleans donde unas 8.500 personas aproximadamente presenciaron el evento, los contendores disputaron el título ligero del Sur en 110 asaltos con una duración de 3 minutos por asalto. Bowen era originario de Nueva Orleans y pesaba 129 libras y Burke procedía de Galveston, Texas y pesaba 130 libras. Burke inició venciendo a Bowen en los primeros asaltos e incluso lo tambaleó en el asalto 25. Pero Bowen, apodado "Hierro" no podía ser derrotado fácilmente y en el asalto 48 se recuperó y despachó a Burke al piso.

box2

Avanzada la pelea a la altura del asalto 50 ambos boxeadores bajaron el ritmo de la pelea, Burke notó que sus muñecas estaban rotas debido a los golpes repetitivos contra la humanidad de Bowen por lo que comenzó a tener dificultades con su ofensiva, pero siguió peleando, e igualmente la ofensiva de Bowen era inconsistente por lo que ambos púgiles entraron en una etapa de desgaste.

Cuando la contienda alcanzó los 108 asaltos el árbitro John Duffy advirtió el agotamiento de ambos boxeadores y les informo que tendrían dos asaltos más para terminar la pelea y tener un ganador, pero el combate llegó al asalto 110 sin un ganador por lo que Duffy anunció el final de la pelea y declaró un empate después de que ambos combatientes extenuados no pudieron reunir la fuerza suficiente para lanzar ni un solo golpe. Entonces, el premio de $2.500 fue dividido entre los dos boxeadores. ¡Sorprendentemente, el combate duró 7 horas y 19 minutos!

box3

Jorge Luzuriaga

Periodista Deportivo.

Te puede interesar