¿Qué pasa con la interna "no oficial"?

En Debate El jueves Por Max Bustos
Anteriormente, dijimos que la no incorporación de Javier Milei a las filas de Juntos por el Cambio fue una decisión circunstancial y que, por falta de consentimiento dentro de la coalición, se le cerró la puerta al candidato. El crecimiento de la imagen del diputado significa un problema en cuanto a votos para dicho partido político, y a medida que el tiempo pasa, empezamos a entender por qué el sector dentro de la coalición, comandado por Rodríguez Larreta, no está para nada cómodo con este nuevo fenómeno. Por otro lado, la idea de dirimir las diferencias en una gran PASO 2023 está cada vez más presente en los representantes del Frente de Todos. ¿Puede el radicalismo volver a disputar poder en este contexto?. El tiempo y el equilibrio de fuerzas lo dirá.
interview-7009643
Declaraciones en los Medios - Generalmente, las declaraciones mediáticas generan más impacto en el electorado que lo que sucede orgánicamente en la Política.

Una vez más, internas en el Peronismo

Es de público conocimiento, como lo venimos anunciando hace varias semanas atrás, que el oficialismo no tiene problemas en ventilar sus entredichos. Desde Ministros hasta Diputados afirman, sin demasiadas vueltas, que la visión de Kirchnerismo no es la misma que la de la mesa chica que acompaña a Alberto Fernández. Aunque últimamente es el mismo mandatario quién lo aclara, pero añadiendo otro elemento para bajar la intensidad a los chispazos.

rechargeable-battery-145215_1280

"A mí me preocupa tanto como a ella la distribución del ingreso, la inflación, que los poderosos no sigan adueñándose de la renta mientras millones de argentinos quedan sumidos en la pobreza. A veces no nos ponemos de acuerdo sobre cuál es el mejor camino para llegar a esos objetivos y eso genera mucho ruido, pero a mí el ruido no me molesta", dijo sobre las discrepancias con Cristina Fernández de Kirchner, dando a entender que el fin es el mismo para ambos. Sin embargo, gran parte de quienes conforman el ala Kirchnerista no está de acuerdo del todo con ésta afirmación, ya que en más de una oportunidad trascendió material en el cual se lo acusó a Fernández de ocupar un lugar que no le corresponde por cantidad de votos.

UXAFKINYP5F35EORWN7GJPEVKIEl oficialismo y las posturas disidentes

"Fue dos veces presidenta y representa a una gran parte del electorado... pero en este tiempo me toca gobernar a mí y tengo que tomar decisiones, y algunas de esas decisiones seguro no conforman a todos", es lo que responde Alberto cuando se habla públicamente de sus internas.

ballot-box-32384_1280

Consecuentemente a eso, (y curiosamente) las divisiones podrían derivar en una gran PASO hacia 2023, como lo había planteado el ex ministro de Defensa, Agustín Rossi... Una salida que cada vez toma más impulso al ser el mismo Fernández quien, en una entrevista, confirmó que se presentaría a una relección. Ahora bien, de no ser la propia Cristina ¿Hay posibilidades de que el Kirchnerismo presente un candidato con posibilidades en menos de un año? Muchas preguntas que, paradójicamente, le marcan la cancha a un Juntos por el Cambio dividido, y con las nuevas figuras del liberalismo que, lejos de quitarle votos al Frente de Todos (que en todo caso disputaría votantes con la Izquierda) está arrebatándole votos por derecha a la principal oposición.

La interna "no oficial"

Hablemos de Larreta. El tablero para Juntos por el Cambio no está claro, pero lo que sí está claro es que cada facción pretende jugar con todas las fichas que tenga, y para eso no escatimará en listas de desconocidos; palabras más palabras menos, el fenómeno libertario, más específicamente la figura de Javier Milei (que creció 9 puntos en intención de voto en los últimos cuatro meses) obliga constantemente a Larreta a correrse hacia una derecha con la cual no se siente cómodo, siendo él mismo el impulsor del dialoguismo dentro de este juego de Palomas y Halcones.

stairs-155980_1280

“Tenemos una regla de funcionamiento muy clara que dice que para cualquier incorporación tiene que haber unanimidad” fue la excusa perfecta del Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires  para despegarse de manera tajante de Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Pero los problemas de quién creíamos hace unos meses atrás era sin dudas él candidato de la oposición, no terminan ahí, ya que al perfil dialoguista también se lo disputa el mismo Alberto Fernández, que está decidido a no cambiar de rumbo sus políticas y por tanto, tampoco sus formas ni estrategia discursiva. Alberto Fernández claramente no se va a correr a la izquierda del espectro,

Mauricio Macri ¿sale a la cancha?. La realidad es que hoy por hoy a Macri le interesa más el programa que vaya a implementar un eventual próximo Gobierno de los Ex Cambiemitas, que el candidato en sí mismo. A sus ojos, y los de su mesa chica, podría ser él mismo o Patricia Bullrich quienes ocupen el lugar, siempre y cuando lleven adelante una continuidad de las políticas aplicadas en el lapso 2015-2019.

La meta sería completar aquello que no pudo en su momento, justamente aquellas intenciones que más resistencia tuvieron: la reforma laboral, otro consenso fiscal y una baja de impuestos a los sectores empresariales, políticas que explican por qué no le costaría en lo absoluto incorporar a Milei a sus filas. Políticas que Larreta no aplica en su propio distrito, lo cual explica sus motivos para NO incorporar a Milei a sus filas. Pero el entredicho de la principal oposición no termina ahí, ya que nos falta agregar al análisis al radicalismo.

argument-6080057_1280

¿Cuál es la postura del Radicalismo en JxC?. De la mano del Gobernador de Jujuy Gerardo Morales como cabecilla (ya que logró capitalizar de su lado al Partido Centenario a nivel nacional), la UCR pretende ésta vez tener más preponderancia en las decisiones de la coalición. Pretensión que tal vez, con una Lilita Carió fuera de juego, podría cumplir, pero ¿A qué costo?.

No está claro si el espacio intentaría replicar el experimento de Lousteau en la CABA, (aunque el mismo Martin Tetaz se encarga de confrontar con los sectores más liberales en las redes como prueba piloto), lo que sí está claro es que para la UCR, la salida no puede ser por derecha liberal, y aspiran a que la producción sea un eje principal tanto en la Campaña como en el Programa Económico venidero, chochando de frente contra las intenciones de Macri de instaurar un programa liberal, pergeñado por el mismo Carlos Melconian. ¿Tendrán la fuerza suficiente para poder imponerse en la coalición?.

Max Bustos

Estudiante en la Teoria, Comunicador en la Práctica.
Columnista Político de TPS.
Siempre buscando ampliar los límites de la Comunicación.
Sub-Secretario de Prensa y Comunicación en STyCC.

> Opiniones, Feedback y Consultas a [email protected]

Te puede interesar