Ojos de Tigre

De Rabona 06 de junio de 2022 Por Guillermo Boris
Pasó un nuevo Roland Garros y nuevamente Rafa Nadal fue el vencedor. Ahora todos nos preguntamos, ¿cómo es posible?
nadal
El tenista Rafael Nadal.

Cuando el entrenador Mike le decía a Rocky Balboa que tenia que tener ojos de tigre a la hora de enfrentar a Apollo Creed para ser campeón del mundo, nunca hubiera imaginado que este periodista lo usaría de argumento para tratar de explicar lo que parece difícil.

Mas allá del categórico 6-3, 6-3 y 6-0, con que el gran Rafa Nadal borro de la cancha al noruego Casper Ruud, que sirvió para ganar su 14 torneo parisino en igual cantidad de finales; hay que decir que Rafa, demuestra día a día no sólo que es el mejor en toda la historia sobre polvo de ladrillo, sino que va rompiendo marcas y prejuicios a sus 36 años, echando por la borda esto de que la edad es un problema y demostrando que cada vez más, la vida deportiva de los atletas se alarga.

Pero esto no es lo único, Rafa, como otros fenómenos como Federer o Nole, Maradona, Messi, Pele, Cristiano, Marta, Michel Jordan, Usain Bolt, Phelps, entre tantos grandes hombres y mujeres atletas en tantas disciplinas, nos muestran que ser fuera de serie y ser el mejor de los mejores en lo tuyo y pasar a la historia, que esta reservado a unos pocos, requiere de un entrenamiento y dedicación absoluta, dejando de lado miles de cosas en post del premio mayor. 

Al talento hay que ayudarlo y entrenarlo dicen los que saben; y por eso los “ojos de tigre”, porque estos fuera de serie, son los que sabemos que llegan antes a los entrenamientos y se van después de todos, quedándose a perfeccionarse, o que hacen miles de sacrificios que nadie conoce, o que sufren lesiones y operaciones constantes, pero que rápidamente sirven para superarse a sí mismos; porque ese es el valor de Rafa Nadal y la clase de estas y estos fuera de serie, siempre se quieren superar y demostrarse que pueden más.

El triunfo de Nadal nos deja más que un título deportivo, sino que sirve como ejemplo a dos generaciones de jóvenes y personas, que, de la mano del esfuerzo, la dedicación y el entrenamiento duro, se pueden conseguir los objetivos y saber que, muchas veces, el camino difícil es más largo, pero mucho más satisfactorio y exitoso en lo personal y colectivo. Ejemplo de ello, es que lejos de retirarse, ya se está entrenando para superar su lesión y seguir jugando. Un verdadero crack…

Te puede interesar