Cuarentena total en Italia por Semana Santa

Mundo 12 de marzo de 2021
El decreto ley, que tendrá que ser aprobado por el Parlamento, endurece las medidas actuales en el país, después de que en el último día se registraran 25.673 nuevos contagios de coronavirus.
italia
Italia en aleta máxima por incremento de contagios por coronavirus.

El Gobierno de Mario Draghi ha aprobado este viernes un decreto para que los días 3, 4 y 5 de abril, es decir los tres días festivos de la Semana Santa en Italia, toda la península pase a zona roja, es decir en alerta máxima, con todas las restricciones ya previstas desde hace un año: confinamiento domiciliario y salidas permitidas solo para cuestiones esenciales llevando consigo un certificado de responsabilidad que lo justifique. 

El decreto ley, que tendrá que ser aprobado por el Parlamento, endurece las medidas actuales en el país transalpino después de que en el último día se registraran 25.673 nuevos contagios de coronavirus, el mayor número desde hace meses, y aumentara la presión en los hospitales.

"Se trata de restricciones necesarias (…) porque las cifras imponen una cautela máxima", ha dicho Draghi en su tercera aparición en público desde que el pasado 17 de marzo fuese nombrado presidente de un Gobierno de coalición apoyado por todos los partidos a excepción de la extrema derecha.

Draghi ha hablado durante una visita a un centro de vacunación en Fiumicino, preparado, junto con otros 1.694 en toda la península, para las inoculaciones masivas a toda la población que empezarán al final de la primavera. El jefe del Ejecutivo ha anunciado también la petición al Parlamento de un nuevo déficit presupuestario (es el tercero) por valor de 32.000 millones de euros, y otras medidas de sostén económico a la población, como el "derecho al teletrabajo para quienes tienen hijos confinados o en cuarentena".

Para la semana próxima Draghi ha anunciado medidas económicas de apoyo a las empresas, que no serán generalizadas sino en función de si una industria es recuperable o no, y el aplazamiento hasta junio de la prohibición de despedir trabajadores. "El decreto de sostén a las empresas no basta, por eso pediremos poder aumentar el déficit presupuestario", ha explicado.

Te puede interesar