Balance y claroscuros de un complejo 2021

En Debate 30 de diciembre de 2021 Por Max Bustos
El 2021 cierra con una serie de balances y claroscuros interesantes de analizar. Un año complicado a nivel parlamentario, donde muchas de las alianzas establecidas cambiaron su correlación de fuerzas después de las elecciones legislativas. Una pandemia con nuevas cepas que parece no terminar. ¿Qué nos espera en 2022?
markus-winkler-EcgyryGygeE-unsplash
2021 - Un año lleno de complejidades Política y Socialmente hablando.

Un año más que se va en esta extraña nueva normalidad, a la que difícilmente podemos decir que nos acostumbramos. Un año en la vida, un año más en la vida política del país, que pasó con los grandes altibajos que genera hacer, muy raudamente, un "Balance 2022".

glen-carrie-wzKHNVTZmZo-unsplashNuevo año, nuevas medidas

Con un segundo año de mandato cumplido, el complejo gobierno del Frente de Todos tiene una serie de promesas de campaña no cumplidas que, más allá de la pandemia, podríamos catalogar dentro de los "errores no forzados", y el gran problema para el oficialismo es que varios de los mismos (la inflación y la economía diaria entre los más importantes) son cuestiones culturales y barreras psicológicas que calan hondo en el imaginario colectivo del ciudadano, sobre todo aquel ciudadano de relativa clase media, que cedió su voto ante el evidente cambio de vida que tuvo que realizar con los ajustes llevados adelante por el Gobierno de Mauricio Macri.

2

Sin embargo, más allá de los logros sanitarios, que tan buen resultando dieron al principio del 2020, la imagen positiva del gobierno fue cayendo en picada, deviniendo en los para nada positivos resultados de las elecciones legislativas, cediendo buena parte de la fuerza parlamentaria a manos de Juntos (el nuevo nombre de fantasía de Juntos por el Cambio). Aquello que auguraba un 2021 como el año de la recuperación económica, pudo haberlo sido en las estadísticas, pero claramente no llegó al bolsillo de los trabajadores, empezando por que no hubo paritarias libres, como lo había prometido Cafiero en su momento (reubicado luego de la debacle sobre los ministros).

analysis-4937349_1920

Por otro lado, si fue un año que retomó un poco el ritmo de vida de la política en forma tradicional. Tanto la reaparición de Cristina Fernández de Kirchner, como la de Mauricio Macri, hicieron retornar levemente el aire del debate y la militancia callejera, en tanto y en cuanto la situación sanitaria lo permitió, sumado a cierto movimiento en el tablero geopolítico local, como la salida del país del grupo lima, o el festejo aniversario del Mercosur. De hecho, desde Marzo comentamos en más de una oportunidad que el acuerdo con el FMI no iba a ser una cosa simple de realizar, ya que la discusión estaba centrada (y aún sigue) en las sobre tasas y las fechas de vencimiento de deuda.  Uno de los objetivos centrales donde el oficialismo flaqueó fue con el presupuesto 2021, que no pudo corporizar tampoco, superando por mucho el 29% anual de inflación.

1

Y no pudieron faltar los revival, por supuesto. Si bien la complejidad y contraposición de intereses ha complicado la toma decisiones fuertes al gobierno, la oposición no perdió oportunidad de reavivar estos conflictos. Uno de ellos fue la decisión de limitar la exportación de carne, recordando a viejos conflictos como el de la 125, haciendo que entidades como la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, Coninagro y Federación Agraria (FAA) volvieran a movilizarse, y generando un microclima que recordó seriamente a aquellos meses de desabastecimiento.

5

Por último, no podía quedar afuera del análisis la carrera por la inmunización, con aquellas primeras vacunas Sputnik-V desarrolladas por Rusia, que colmaron casi todo el continente latinoamericano, en un esfuerzo sin precedentes. En aquel momento, todo acuerdo estaba cerrado entre Putin y Fernández, y el Grupo Pfizer, que aclaraba sus diferencias con el Gobierno Nacional, cerrando las puertas a futuras negociaciones, lo cual finalmente no sucedió del todo. Por entonces, en Europa se aprobaba el primer proyecto que luego devendría en el famoso Pasaporte Sanitario (más tarde replicado en el país).

La medida fue fuertemente criticada porque, se dice, implicaba una discriminación de pasaportes de ciertas nacionalidades que incluso entrarían en conflicto con la vacuna que el solicitante tenga, ya que tanto Sputnik-V, Sinopharm y otras, no tienen aún el aval de la Unión Europea o hasta incluso de la OMS.

¿Qué nos espera en 2022?

Para finalizar, y basándonos en todo el análisis realizado durante este 2021, desde en #EnDebate creemos que 2022 espera como un año que, sin el peso de la campaña electoral a cuestas, el oficialismo planea sancionar una gran cantidad de leyes como lo viene haciendo hasta ahora, aprovechando sus vestigios de mayoría parlamentaria simple. Por su lado, la oposición fortalecida en ambas cámaras "marcará la cancha" en estas nuevas negociaciones. 2022 puede ser el año que defina con qué rumbo quedará el peronismo federal, si continúa con el dialoguismo o vuelve a las políticas de los años 2003-2013; para la oposición, este año lo será todo, porque deberá instalar a su candidato presidencial, y por ahora tiene muchas internas que no se lo permiten: un desgastado Mauricio Macri, un desaparecida María Eugenia Vidal y un posible binomio del ala dura del PRO, que involucre a Larreta y a Bullrich.

Max Bustos

Estudiante en la Teoria, Comunicador en la Práctica.
Columnista Político de TPS.
Siempre buscando ampliar los límites de la Comunicación.
Sub-Secretario de Prensa y Comunicación en STyCC.

> Opiniones, Feedback y Consultas a [email protected]

Te puede interesar