Un jugador por unos tablones de madera

De Rabona 10 de enero de 2022 Por Jorge Luzuriaga
Arcadio Julio López, el futbolista que pasó de Ferro a Boca a cambio de tablones de madera. El club de la Ribera estaba construyendo La Bombonera y acordó con el Verde una transferencia ideal para los dos.
820x412-f1i5676_18e02
Hacia 1938, Boca sumó al defensor Arcadio Julio López por tablones de madera.

El fichaje más caro de la historia fue el de Neymar en 2017, cuando el PSG desembolsó 222 millones de euros para hacerse con el delantero brasileño, más del doble que los 80 millones que pagó el Real Madrid por Cristiano Ronaldo en 2009. La transferencia más alta del mercado de pases pasado fue la de Jack Grealish, cuando el Manchester City de Pep Guardiola invirtió 117,5 millones. Sin embargo, en la Argentina de la década de 1930, no habían jeques ni petrodólares, ni pases multimillonarios.

Hacia 1938, Boca sumó al defensor Arcadio Julio López por tablones de madera.

Arcadio Julio López era un jugador de fútbol que había iniciado su carrera en Lanús. En 1934 había pasado a Sportivo Barracas. Ese mismo año, su desempeño le había valido la convocatoria a la Selección Argentina. En 1935 llegó a Ferro, donde debutó en abril. Sin embargo, en 1937 fue cedido al Flamengo de Brasil, país donde comenzaban a llegar jugadores argentinos por las fuertes mejoras salariales. Luego de pasar un año en tierras carirocas, López regresó al país, y su pase todavía le pertenecía a Ferro. San Lorenzo y Boca manifestaron un profundo interés en incorporarlo a sus filas. El Ciclón ofreció dinero, pero el Xeneize tenía en sus manos otra jugosa propuesta.

ferro 1

Con La Bombonera en construcción, Boca se interesó en firmar un contrato con el Verdolaga para poder -entre otras cosas- disputar sus partidos de local en Caballito. Finalmente, el 20 de enero de 1938, Camilo Cichero y Rodolfo Legeren, presidentes de ambos clubes, sellaron el acuerdo. La institución liderada por Cichero se comprometía a arrendar el campo de Caballito hasta la finalización de la obra de su propio estadio. Y dentro del contrato existió una cláusula dedicada exclusivamente a Arcadio Julio López, cuyo pase había sido tasado en 25 mil pesos. Pero no hubo plata sino que Boca se comprometió a trasladar la tribuna norte sobre Aristóbulo del Valle y 410 plateas de su estadio original hasta el campo de Ferro para colaborar en la construcción del entonces nuevo Ricardo Etcheverri.

ferro 2

El Verde vio en la oferta una gran oportunidad para ampliar la capacidad de su estadio y mejorarlo. Así, el 7 de febrero de 1938, el Xeneize incorporó a su plantel a Arcadio Julio López con un contrato por 4 mil pesos y un sueldo mensual de 200, más una premiación correspondiente de acuerdo al rendimiento del equipo.

chileEl partido sin fin

Los tablones de madera no se fueron a ningún lado, ahí permanecieron por décadas. En 2006, el Gobierno comenzó a prohibir las tribunas de madera en los estadios en la Ciudad de Buenos Aires y en la Provincia. Inhabilitadas, recién en 2013 el Verdolaga comenzó con el desmantelamiento de los tablones. Finalmente, los tablones que sobrevivieron fueron repatriados por Boca en noviembre de 2017.

Jorge Luzuriaga

Periodista Deportivo.

Te puede interesar