$83.807 necesitó una familia para no ser pobre en Febrero

Economía 18 de marzo de 2022
Fuerte impacto de la inflación sobre la pobreza: canasta básica alimentaria se disparó 9% en febrero. Una familia "tipo" necesitó $37.414 para no ser indigente.
canasta alimentaria canasta basica
Este martes el INDEC dio a conocer que la inflación general de febrero fue del 4,7%.

El costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) se disparó 9% en febrero, según informó este jueves el INDEC. De esta manera, quedó plasmado el mayor impacto que tuvo la aceleración de la inflación sobre los sectores de la población más vulnerables.

De acuerdo con los datos del organismo oficial de estadísticas públicas, el valor de la canasta necesaria para cubrir las necesidades kalóricas básicas de un varón adulto de entre 30 y 60 años trepó a $12.108, nuevo umbral que determinó la línea de indigencia en el segundo mes del año. Asimismo, una familia "tipo" (compuesta por dos adultos y dos niños) necesitó $37.414 para no ser considerada indigente. Vale recordar que el Salario Mínimo Vital y Móvil es actualmente de $33.000. Esta semana, sindicalistas y empresarios acordaron un alza de 45% para todo 2022. El primer aumento se dará en abril; en dicho mes el salario mínimo pasará a $38.940, una cifra que probablemente siga sin cubrir los gastos alimentarios imprescindibles de una familia.

Paralelamente, el costo de la Canasta Básica Total (CBT), que mide la línea de pobreza, se aceleró 6,6%. Por ende, una familia necesitó $83.807 para no ser pobre, el equivalente a 2,5 salarios mínimos.

Este martes el INDEC dio a conocer que la inflación general de febrero fue del 4,7%, la más alta en 11 meses. La división de Alimentos y Bebidas, la de mayor incidencia en el Índice de Precios al Consumidor (IPC), arrojó un salto de 7,5%, récord desde 2014 según el índice de la consultora Ecolatina. Prácticamente todos los componentes del rubro mostraron fuertes ascensos: verduras se dispararon nuevamente cerca de 30% (debido a la sequía y a cuestiones estacionales), mientras que tanto productos empaquetados de consumo masivo (incluye lácteos) como carnes treparon en torno a 5% (hubo faltante en el mercado de hacienda según analistas).

En términos anuales, la inflación general marcó un 52,3%, una cifra casi idéntica a la de la CBA (52,2%), y superior a la de la CBT (44,5%). Sin embargo, en el primer bimestre de 2022 la CBA y la CBT saltaron 13,5% y 10,1%, respectivamente, contra un avance del 8,8% en el IPC.

Fuente: Ámbito.

Te puede interesar