Descubren células “zombies” en el cerebro humano luego de la muerte

Ciencia 27 de marzo de 2021
El hallazgo fue realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Illinois, Estados Unidos.
cereb

La gran pregunta que ha intrigado a toda la humanidad a lo largo de la historia y que explica en parte la existencia de las religiones, es ¿qué hay después de la muerte? Más allá de lo metafísico, cuando nuestro cuerpo muere, empieza el proceso de descomposición.

Sin embargo, una nueva investigación de la Universidad de Illinois en Chicago (Estados Unidos), recientemente publicada en la revista Scientific Reports, revela que en las horas posteriores a la muerte, ciertas células del cerebro siguen activas, algunas de las cuales aumentan su actividad e incluso crecen en proporciones gigantescas.

Los investigadores de la Universidad de Illinois analizaron la expresión génica en tejido cerebral fresco, recogido durante la cirugía cerebral rutinaria, en varias ocasiones después de la extracción para simular el intervalo post mortem y la muerte. Descubrieron que la expresión génica en algunas células en realidad aumentaba después de la muerte.

Estas “células zombies”, eran específicas de las células inflamatorias llamadas gliales. Los investigadores observaron que estas crecen y les brotan largos apéndices en forma de brazos durante muchas horas después de la muerte.

Lo que es significativo, según señalan los investigadores, son las implicaciones de este descubrimiento: la mayoría de los estudios de investigación que utilizan tejidos cerebrales humanos post mortem para encontrar tratamientos y curas potenciales para trastornos como el autismo, la esquizofrenia y la enfermedad de Alzheimer, no tienen en cuenta la expresión génica post mortem o su actividad celular.

En el estudio que publicado por la revista Scientific Reports, se descubrió que alrededor del 80 por ciento de los genes analizados permanecieron relativamente estables durante 24 horas. Estos incluían genes denominados de mantenimiento que proporcionan funciones celulares básicas.

Otro grupo de genes, que se sabe que están presentes en las neuronas, y que se ha demostrado que están intrincadamente involucrados en la actividad del cerebro humano, como la memoria, el pensamiento y la actividad convulsiva, se degradaron rápidamente en las horas posteriores a la muerte.

Fuente: La Cien.

Te puede interesar