Fase de control de daños

En Debate 16 de septiembre de 2021 Por Max Bustos
Tras los resultados de las PASO y una serie de renuncias por parte de los Ministros más cercanos a Cristina Fernández de Kirchner, el Frente de Todos busca respuestas en un mar de incertidumbres. ¿Qué llevo a la coalición oficialista a esta derrota? ¿Qué hay detrás de esta seguidilla de decisiones aparentemente abruptas?
checkmate-1511866
Cual partido de Ajedrez - Las elecciones demostraron una serie de derrotas en terreno para el Frente de Todos - El oficialismo debate que rumbo seguir.

Tras las ola de renuncias y reuniones, y con la derrota de las PASO a cuestas, el oficialismo nacional debate puertas adentro cual es la estrategia a seguir de ahora en más. Las elucubraciones son de todo tipo, tanto internas como externas, en un Frente donde, desde su misma constitución, sabíamos que no Todos  están en la misma sintonía.

1(1)

Sectores. Mucho se habla de las distintas alas (y su compleja forma de relacionarse) que existen dentro del oficialismo, y causalmente hoy asistimos a marcar otro error no forzado: la ventilación de las internas... Uno de los tantos, pero que hoy vamos a dejar de lado en pos de tratar de esbozar algún tipo de explicación.

Podríamos llevar adelante un intrincado análisis histórico, y una comparación minuciosa de resultados electorales de medio término que nos lleven a entender más o menos el panorama de hoy, sin embargo vamos a optar, al mejor estilo Navaja de Ockham, donde en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable. Y este parece ser el caso.

La derrota en términos electorales

No olvidemos que las elecciones de medio término no tienen comparación con las Presidenciales, ya que muchos otro factores entran en juego... Pero siempre algún tipo de paralelismo se puede hacer. No es menor destacar que JxC esta vez (sumando todos los distritos) junta casi el mismo caudal electoral que en las generales del 2019, esto nos da un dato importante del votante fijo: al parecer, es inamovible.

urnas-elecciones-20210908-1227423

El voto castigo no se puede negar esta vez, pero tampoco se puede negar el hecho de que hay un gran porcentaje de la población que no elegiría otra coalición política, más allá de que entienda y comparta (o no) sus verdaderas intenciones o promesas. Esto tal vez pueda ser explicado por el valor del ya nombrado tantas veces voto útil, en sentido de si voy a votar, voy a votar por el que tenga chances de ganar.

No tenemos que hacer más que mirar a las elecciones de medio término de 2013 y 2017, donde si bien el resultado fue otro (por el peronismo a nivel nacional dividido), y el contexto también, la razón del surgimiento en estos dos momentos de fuerzas opositoras como el PRO, o en ese momento, el Frente Renovador de Massa, respondieron directamente a un descontento de la población que casi siempre se expresa en términos económicos (hablamos de una inflación creciente que ya se ubica en torno a los 50%'s anuales, que es insostenible, pero que el Kirchnerismo en los últimos meses no ha podido manejar más que con emisión monetaria).

Renuncia de Ministros ¿Un Mensaje de Cristina?

Recapitulando. Lo más reciente que podemos nombrar es la renuncia masiva de Ministros. ¿Cuáles son las razones? Al margen de que es una decisión formal y casi tan histórica, como la renuncia de los DT's de la Selección después de sus derrotas en instancias decisivas, este tipo de movimiento del tablero no es nada nuevo en el Kirchnerismo... Sin embargo, es difícil puntualizar el por qué, sólo podemos hacer elucubraciones al respecto.

2

Una razón obedecería al claro desacuerdo en materia de política económica que tiene Cristina con Alberto, en el cual la vicepresidenta expresó descontento indirectamente en numerosas ocasiones. Estudiando el prontuario lo que Cristina quisiera es una recuperación del salario real mediante emisión monetaria, idea que por supuesto no cabe en la heterodoxia de Guzmán, pero con otro detalle de color: lo que falta negociar con el FMI. Y, aunque finalmente la estadía del Ministro quedó asegurada, que problema tener que negociar con el Fondo con una derrota electoral a cuestas.

FMI 1280

Por el otro lado, quienes inmediatamente mostraron su apoyo a la unidad del FDT fueron los Movimientos Sociales como Movimiento Evita, varios Gobernadores (como siempre es de esperarse) y otros actores que hasta ahora, vivieron la paz de los cementerios. Hablamos de la CGT, que súbitamente y con Hugo Moyano al frente salió al rescate de lo que fue un desbande político para Fernández, pero que finalmente tuvo un capítulo cerrado después del incendio, en el que se reconocieron errores de propios y ajenos.

La política y las pasiones ¿Qué pasó con aquel arquetipo de Militancia?

Otro elemento que puede hacer a nuestro análisis tiene que ver sin duda con las pasiones dentro de la política, puntualmente dentro del Peronismo. Siempre acudimos a mirar los famosos primeros 100 días de una gestión como parámetro de evaluación. ¿Es acaso válido este parámetro? Si y no, sin duda las medidas que se vayan a tomar tienen que tener un impacto en el electorado reciente, y en el caso del Frente de Todos, gran parte de las expectativas generadas se consumaron con el simple hecho de arrebatarle la presidencia a Mauricio Macri... Y probablemente quedaron ahí

3

¿A qué nos referimos con esto último? A que el gobierno de Alberto Fernández, si bien tuvo su importante cuota de promesas no cumplidas, tampoco buscó adueñarse de ese impacto que tuvo en su momento Cristina, o las primeras medidas de Néstor Kirchner, quien incluso en el mismo nacimiento del Kirchnerismo dentro de la cultura política, señalaba nos dicen Kirchneristas para bajarnos el precio, nosotros somos Peronistas (y esto explica un poco el viraje tan sutil pero tan rápido de un Peronismo Doctrinario a una Socialdemocracia).

Entonces, en términos de contrato electoral, si bien no cumplieron, tampoco podemos decir que incumplieron demasiado, al no haber generado realmente una gran expectativa. Quien Milita o se interesa por la Política como parte de su vida diaria, con el simple hecho de ver el armado que genero el FDT y sus candidatos en 2019, ya sabía que Alberto Fernández no era para nada un perfil similar al de Cristina, pero que en su momento fue necesario para poder ganar las elecciones, convenciendo a ese votante muchas veces catalogado de indeciso, que no se encuentra en el 30% del electorado cuyo capital político es pura y exclusivamente de Cristina.

La particularidad del electorado

A su vez, ese votante tan difícil de catalogar (y cada vez más, sobre todo para las encuestadoras, que vienen en caída libre en cuanto a proyecciones electorales) por oposición, tampoco pertenece al otro núcleo duro del antiperonismo, el cual esta prácticamente en su totalidad capitalizado por los ex Cambiemos, y sus diferentes variantes. Lo real y concreto, es que ese votante tiene necesidades que satisfacer, y lo expresa en sus demandas.

En resumidas cuentas, al votante desideologizado no le sirve para nada que Alberto Fernández y el Frente de Todos se paren en un estrado a explicar, con lujo de detalles, el porqué de la situación económica actual y cómo lo están manejando... Ese elector vota, atinadamente o no, según el momento que está viviendo. Ese elector votará con el presente a flor de piel, y no hará lugar a análisis muy profundos de la situación. Ese elector incluso está expresado en la baja participación histórica de los comicios.

La correlación de fuerzas

Como venimos hablando del elector y de su percepción a la hora de votar, podríamos tomar dos caminos. Por un lado, hacer historicidad del tema deuda externa, el problema básico y principal de fondo para el FDT. Pero dado el contexto en el cual todo sucedió, a lo que debemos referirnos es claramente a la correlación de fuerzas.

En algún momento de todo este show, alguien se acerco a Fernández y propuso un gobierno sin el Kirchnerismo, y a su vez el Kirchnerismo no se veía fuera, en tanto y en cuanto su propuesta fuera superadora. Pero la verdad es que, desde un principio, fue quien permitió esa correlación de fuerzas que Cristina, impulsivamente o no, intento quebrar con las renuncias. En cierta manera, incluso podríamos decir que Fernández se corrió, y se corrió bastante de su lugar natural como centrista, aunque esto no fuera suficiente.

Y esa insuficiencia ante las demandas populares, eso que muchos reconocen como tibieza, propia de un dirigente pasivo y mucho más frío y calculador, hizo emerger todas estas contradicciones que ya se veían venir, porque es ahora cuando estamos saliendo de la pandemia. Es ahora cuando entramos en los primeros 100 días Extended Versión.

Léase, ya pasó la defensa de la gestión con acuerdos y vacunas, ahora debe empezar la defensa con baterías de medidas económicas concretas, como el aumento del gasto publico, que por supuesto le significan una molestia importante al centrismo.

ecd24de3-e3ad-438a-a394-9ddfac7c1cfd_16-9-discover-aspect-ratio_default_0

Ahora bien, podemos concluir entonces que tanto el resultado de las PASO, como el culebrón de las renuncias y sus consecuencias son, sin duda, producto de la insuficiencia con la que se trataron los problemas de raigambre económica. Pero también existe otro factor político a tener en cuenta, y tiene que ver con que el liderazgo del gobierno de coalición es algo tal vez bastante novedoso.

A este capítulo ya lo vivimos con la gobernación de Cambiemos, donde si bien Mauricio Macri era el interlocutor oficial, no era el más preparado, y las contradicciones y cortocircuitos en la comunicación interna eran evidentes. Esto demuestra que un gobierno de coalición, en reiteradas oportunidades, va a salir a mostrar sus internas abiertamente... y eso es lo que pasa con el FDT ahora mismo.

iphone-3635262_1920

Podríamos hasta compararlo con un gobierno de corte parlamentario, y por eso hay cuestiones que no terminamos de entender, porque básicamente no son propias de nuestra cultura política, que siempre fue de corte presidencialista. La misma Cristina es un buen ejemplo de ello.

En concreto, como sea que siga la composición interna del Frente de Todos, y si sus verdaderas intenciones son continuar siendo gobierno, lo tendrán que hacer con el ala Kirchnerista en su seno. El capital político de Cristina, por si sólo no alcanza para gobernar, pero sin él, difícilmente puedan construir una oposición sostenible al antiperonismo, hoy capitalizado por los Ex Cambiemos. Alberto Fernández no puede bajo ninguna circunstancia, continúa siendo un mero administrador de la crisis, debe actuar en consecuencia.

Max Bustos

Estudiante en la Teoria, Comunicador en la Práctica.
Columnista Político de TPS.
Siempre buscando ampliar los límites de la Comunicación.
Sub-Secretario de Prensa y Comunicación en STyCC.

> Opiniones, Feedback y Consultas a [email protected]

Te puede interesar