El revés de los precios

En Debate 21 de octubre de 2021 Por Max Bustos
Mientras la campaña electoral retoma full time la agenda, las conversaciones con el FMI están en veremos y los protocolos sanitarios prácticamente dejan de existir, el programa de congelamiento de precios pone de manifiesto la resistencia de varios sectores. ¿Estrategia electoral o promesa pendiente?
bar-code-24157
El Código de Barras - Permite reconocer rápidamente un artículo de forma única y global dentro de un punto de la cadena de suministro.

Después de una suerte de semana de descanso, volvió fuerte la campaña electoral rumbo a las legislativas. Los candidatos que lograron superar las PASO se volvieron a encontrar en distintos debates, sobre todo en Ciudad de Buenos Aires, con interesantes cruces y las clásicas chicanas. En ésta nueva etapa de la vorágine electoral, salta a la agenda otra propuesta - estrategia del Gobierno Nacional, resistida ampliamente por varios sectores: el congelamiento de precios.

En resumidas cuentas, el congelamiento, oficializado en el Boletín Oficial por la resolución 1050/2021, consta de la fijación temporal de precios máximos, retraídos al 1º de Octubre, de venta al consumidor de un total de 1.432 productos por 90 días. Como era de esperarse, las multinacionales fueron las más dispuestas a la negociación, mientras que 3 de los pesos pesados a nivel nacional son los que se opusieron: Ledesma, Molinos y Arcor.

Molinos1

Negociadores Vs Opositores

Se trata de firmas como Unilever, por ejemplo, que por la naturaleza de la relación que tienen con el gobierno, enseñaron un perfil más negociador; esencialmente, tiene la adquisición de divisas para la importación de sus productos, y el cumplimiento esquemático de las órdenes de sus casas matrices. Más allá de eso, no tienen un interés genuino en la política local.

Pero los intentos del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, para con el Presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, no llegaron a buen puerto, ya que De Rioja planteó, tras un duro comunicado firmado por las tres entidades rechazantes, que las medidas de esta naturaleza "no sirven para mucho en ningún país del mundo”. “Ni los controles de precio ni los congelamientos (nos gustan). Forman parte de una deformación que es la inflación, que es algo que no le viene bien a nadie..." concluyó a la Prensa.

Por su parte, otra de las entidades importantes en el asunto es la Cámara Argentina de Comercios y Servicios, que a través de su presidente Mario Natalio Grinman, invocó al fantasma del desabastecimiento, escenario que ni si quiera la Asociación Empresaria Argentina (AEA), donde se nuclean las principales empresas del país, señaló.

refrigerator-158634

Según Grinman, la falta de productos en góndola es inminente: "va a haber desabastecimiento no tenga ninguna duda. Cuando se le termine al que ya tiene fabricado a ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera”, observó, pero la respuesta no se hizo esperar.

Feletti respondió inmediatamente en Twitter, indicando que la postura de Griman implica "una amenaza al pueblo Argentino". “Ni amenazas a los argentinos y argentinas ni desabastecimiento. Lamentamos mucho este tipo de amenazas que no son a un Gobierno ni a una política, sino al Pueblo argentino”, escribió en su storyline, en forma de réplica.

El Secretario de comercio había indicado a la prensa que la intervención no es "tan tremenda" como la muestran los medios opositores. "... no estamos desmadrando los márgenes de las empresas, no estamos produciendo ninguna alteración de los planes de negocios, y además agregó que la medida “simplemente es una garantía de 90 días de una canasta alimentaria amplia para que los argentinos puedan transitar el fin de año”. Asimismo, el flamante Jefe de Gabinete, Juan Manzur, salió al respaldo asegurando que "vigilará la competencia equitativa entre las empresas y actuará con todos los recursos de la ley para sancionar a las que no cumplan la resolución".

614fc5a87eb58

Por otro lado, no solamente son las multinacionales las que eligen cumplir con las propuestas del Gobierno sin tanto espamento mediante. Un histórico aliado de los gobiernos de corte Peronista no se quedó callado; se trata de Victor Fera, dueño de las cadenas Maxiconsumo y Marolio (conocidas por encontrarse siempre dentro de los programas como Precios Cuidados y Precios Máximos) quien salió a criticar fuertemente a los entes que rechazan el acuerdo. 

maro4

El también titular de la Cámara Argentina de Distribuidores y Autoservicios Mayoristas dijo "nosotros vamos a apoyar la medida, no tenemos ningún problema en hacerlo. Como Cámara estamos de acuerdo con el congelamiento de 90 días", y sostuvo que debido a la situación generalizada de las familias "tenemos que ponerle un poquito de corazón". "(Hay que) empezar a pensar que los argentinos tienen que vivir mucho mejor". Fera sostiene que "es increíble lo que está pasando" con las cadenas que rechazan el congelamiento, y las señala como una "cartelización del negocio nacida del monopolio".

Max Bustos

Estudiante en la Teoria, Comunicador en la Práctica.
Columnista Político de TPS.
Siempre buscando ampliar los límites de la Comunicación.
Sub-Secretario de Prensa y Comunicación en STyCC.

> Opiniones, Feedback y Consultas a [email protected]

Te puede interesar