Empresas avanzan hacia cero emisiones de la mano de la tecnología

Medio Ambiente 30 de julio de 2022
El objetivo es mejorar la gestión de residuos, reducir las emisiones de las operaciones y de sus cadenas de suministro.
emisiones
Empresas comenzaron a pilotar y escalar casos de uso que aprovechan la innovación para impulsar la sostenibilidad.

Un nuevo estudio de Accenture muestra que 92% de las empresas a nivel mundial pretende alcanzar objetivos de cero emisiones para 2030, lo que requerirá el despliegue de tecnologías avanzadas para medir, reducir y eliminar la huella de carbono de una organización.

En este contexto, muchas empresas comenzaron a pilotar y escalar casos de uso que aprovechan la innovación para impulsar la sostenibilidad. Según el mencionado informe, las organizaciones que adoptan tecnologías sostenibles logran un 4% más de puntuación que las que no lo hacen. Entre 2013 y 2020, las organizaciones con alto rendimiento ESG (siglas en inglés para factores medioambientales, sociales y de gobernanza) generaron un rendimiento total para los accionistas 2,6 veces mayor en comparación con aquellas con puntuaciones ESG de rango medio. A pesar esto, solo 7% ha integrado sus estrategias de negocio, tecnología y sostenibilidad.

“Es hora de combinar tres elementos integrales”, indicó Sofía Vago, directora ejecutiva de Accenture. “Primero, utilizar la innovación tecnológica para impulsar las iniciativas de sostenibilidad y transformar el modelo de negocio. Segundo, medir los impactos ESG de la tecnología y trabajar para garantizar que se diseñe, desarrolle e implemente de forma sostenible. Y, finalmente, orquestar un ecosistema de empresas, startups, organizaciones sin fines de lucro y sector público para aprovechar la tecnología de formas nuevas para resolver los ‘problemas complejos' de esta década y ofrecer resultados sostenibles”, agregó.

El momento es ahora: 48% de las empresas dice que las iniciativas de sostenibilidad conducen a un aumento de los ingresos gracias a la mejora de los productos, mientras 49% afirma que ayudan a crear nuevos negocios y a responder a las expectativas de los consumidores.

Cinco elementos clave

Para avanzar, el informe de Accenture identifica cinco aspectos principales, en cuyo centro está la tecnología. El primero es acelerar las emisiones cero. Diversas tecnologías -inteligencia artificial (IA), nube, blockchain, analítica, internet de las cosas, etc.- pueden contribuir en este sentido. La IA es especialmente potente: fue utilizada por el 70% de las empresas de la encuesta que lograron reducir las emisiones en la producción y las operaciones.

En el estudio de Accenture, 62% de las organizaciones a nivel mundial dijo estar usándola para avanzar hacia las energías renovables; contra un 58% data analytics; 58% cloud y 44% IoT. En el ítem "mejorar la gestión de residuos” la emplea 61% (64% cloud; 57% data analytics y 42% IoT). Para reducir las emisiones de las operaciones, 70% (69% cloud; 51% data analytics y 55% IoT.) En cuanto a la reducción de emisiones de las cadenas de suministro, comparte el primer lugar con cloud: 63% cada una (57% data analytics y 47% IoT).

En el estudio de Accenture, 62% de las organizaciones a nivel mundial dijo estar usándola para avanzar hacia las energías renovables.

“En general, las soluciones tecnológicas inteligentes ayudan a impulsar las transiciones netas cero de dos maneras: evaluando las huellas de carbono de las organizaciones, sus productos y cadenas de suministro y reduciendo las emisiones de forma transparente para una adecuada certificación y acreditación”, señaló Vago.

El segundo aspecto clave son las cadenas de suministro sustentables. “Un poderoso elemento para construirlas es la tecnología de gemelos digitales, que reúne datos e inteligencia a gran escala para crear mundos virtuales y modelos digitales de productos y procesos que permiten simulaciones masivas. Según un estudio reciente de Accenture, a través de los gemelos digitales las empresas a nivel global pueden ahorrar 7.500 millones de toneladas de emisiones de carbono acumuladas para 2030”, apuntó Vago.

Vale destacar que las cadenas de suministro representan el 60% de todas las emisiones mundiales, mientras que las interrupciones por fenómenos climáticos extremos son una preocupación importante para el 49% de los directores ejecutivos del planeta y un 63% de los directores generales afirma que la recopilación de datos de sus cadenas de suministro es un reto para la sostenibilidad en su sector.

El tercer aspecto clave es promover opciones sustentables para los consumidores. Aunque centrarse en el impacto directo de la sostenibilidad de una empresa es un punto de partida natural, las organizaciones de muchos sectores descubrieron que el mayor reto se encuentra en la fase posterior, a nivel de sus clientes. Las marcas deben empujarlos clientes a tomar decisiones responsables, por ejemplo, mostrando qué productos y servicios son más sostenibles que otros o proporcionando contexto o puntos de referencia para ayudar a la gente a evaluar y comparar diferentes opciones.

Aquí, una vez más, la tecnología marca la diferencia. Un ejemplo es Levi Strauss & Co., que lanzó su campaña "Buy Better, Wear Longer", desde la cual anima a los clientes a reciclar sus prendas a través de su plataforma SecondHand. Las personas reciben una tarjeta de regalo a cambio de su viejo par de jeans, que se revende como un producto único para que otros lo compren. Levi Strauss estima que la compra de jeans usados puede reducir las emisiones de carbono en un 80%. Si la prenda está demasiado gastada, se recicla y los materiales se utilizan para el aislamiento de edificios.

El cuarto aspecto clave es la medición continua. La transparencia juega aquí un rol fundamental, al igual que las nuevas tecnologías. El estudio de Accenture muestra que del 61% de las empresas que aumentó la transparencia en la medición y divulgación de su huella de carbono, 75% lo hizo utilizando la IA. Sin embargo, aunque se están haciendo progresos, existe un claro margen de mejora en las propias métricas ESG. Casi la mitad de las organizaciones no tiene definidos los KPI que necesitan ni identificaron las fuentes de datos adecuadas para medirlos. Sólo 26% cuenta con los datos adecuados para respaldarlos y 70% sigue utilizando procesos manuales o semiautomatizados para su gestión.

El último elemento clave es construir una cultura sustentable. “Esto significa integrar la sostenibilidad en el ADN de la organización, que a su vez está vinculada a su rentabilidad y los resultados ESG. El ADN de la sostenibilidad de una organización está formado e influenciado por muchas acciones, como la defensa de la inclusión y diversidad, la creación de una cultura de aprendizaje continuo y el uso de tecnologías emergentes para resolver los problemas de negocio”, señaló Vago.

El cambio al trabajo híbrido, impulsado por la pandemia, ayudó a las empresas a acelerar el progreso hacia sus objetivos de sostenibilidad, reduciendo el tamaño de sus oficinas, los desplazamientos y el consumo de energía. Esta transformación a gran escala tiende a mantenerse: 51% de las de las empresas encuestadas en el estudio de Accenture dijo que tiene previsto adoptar modelos híbridos y, de estas, el 50% cree que es mejor para el medio ambiente y el 43% cree que les ayudará a alcanzar los objetivos de sostenibilidad con mayor rapidez.

“Cumplir con la agenda de sostenibilidad será imposible sin la tecnología. Por eso las empresas deben avanzar hoy hacia una estrategia que tenga en el centro a las nuevas tecnologías para generar un mundo de negocios cada vez más responsable”, concluyó Vago.

Fuente: Ámbito.

Te puede interesar