Los juguetes eróticos también contribuyen a salvar el planeta

Medio Ambiente 19 de junio de 2021
La industria de los juguetes eróticos no quiso quedarse atrás en la revolución 'verde' y ofrece una amplia gama de productos veganos y sostenibles.
premium eco juguete sexual
Premium Eco, primer juguete reciclable y sostenible, de Womanizer.

Reciclar, evitar derrochar agua, apagar las luces y los equipos innecesarios, plantar árboles, reducir tu consumo de carne, andar en bicicleta o caminar son algunas de las cosas que podés hacer diariamente por el planeta, pero hay algo en lo que seguro no caíste que podría también contribuir a un mundo más sostenible y, además, a tu propio placer. ¿Quién da más? Los juguetes eróticos son cada día más habituales en nuestras relaciones de pareja, y qué mejor que conseguir orgasmos con productos que no dañan el medio ambiente. La industria de los sex toys no quiso quedarse atrás en esta revolución verde y ofrece una amplia gama de productos veganos y sostenibles: lubricantes, dildos, preservativos y hasta ropa erótica elaborada con cuero vegano.

"Los juguetes sexuales sostenibles son el futuro de la industria", asegura Johanna Rief, directora de empoderamiento sexual de Womanizer. Todos los productos de la primera marca de juguetes eróticos que hizo un succionador de clítoris son veganos y, además, su Premium Eco es "el primer juguete Pleasure Air reciclable y sostenible en todo el mundo". Buscaban una alternativa al plástico ABS y la consiguieron con Biolene. "Biolene es un bioplástico elaborado con un 70% de recursos naturales, principalmente almidón de maíz. El producto es el resultado de dos años de investigación y desarrollo. La naturaleza innovadora de Biolene hace que su producción sea un poco más cara que la del ABS, al igual que los envases orgánicos y sostenibles. Por eso, hemos hecho todo lo posible para limitar el precio del modelo eco y creemos firmemente que no se puede poner precio al impacto positivo que tiene en el apoyo al medio ambiente. Además, Premium eco tiene el mismo precio que nuestro producto más vendido: Womanizer Premium", añade.

Aunque hay clientes de todas las edades que se interesan por estos juguetes eco, lo cierto es que se venden más en la franja de edad entre los 25 y los 35 años. "Existe una demanda de consumo consciente, también en lo que respecta a los juguetes sexuales, especialmente entre las generaciones más jóvenes", explica Rief. "Con Premium eco, estamos dando el primer paso hacia un futuro más verde y queremos desafiar a toda la industria del bienestar sexual para que reconsidere su enfoque", concluye.

Con información de EL Mundo.

Te puede interesar